Log in

Carabinero mintió e inventó la balacera, no hubo ataque con disparos a 33°comisaria

Elrodriguista. 19 mayo 2019.

Las mentiras están a la orden el día en carabineros de Chile, ahora se descubrió otra.

Un policía uniformado mintió para encubrir que disparo, al parecer por accidente, a otro policía que resulto con impacto de bala en su chaleco de protección. Confuso incidente donde está involucrado un joven de 15 años que le saco el auto al papa y que se suma a una serie de hechos delictuales y mentiras que siguen empañando la imagen de la policía uniformada.

Vea a noticia en Radio Bio Bio.

Sábado 18 mayo de 2019 | Publicado a las 10:12 · Actualizado a las 20:00

Vuelco total en ataque con disparos a comisaría de Ñuñoa: carabinero mintió e inventó la balacera

Radio Bio Bio

Una noticia difundida por personal de Carabineros tuvo un vuelco total poco antes de las 10:00 horas de este sábado.

 

Durante la madrugada, personal de la institución emitió un parte policial detallando que un grupo -que se movilizaba en un Nissan Qashqai- atacó con disparos la 33º Comisaría Ñuñoa y que una de las balas alcanzó al cabo de guardia, el cual fue resguardado por su chaleco antibalas.

Sin embargo, poco antes de las 10:00 horas, los uniformados corrigieron la información: si bien hubo un procedimiento en curso, nunca hubo una la balacera de parte de un grupo en contra de la comisaría. La modificación en el relato de la historia fue hecha por el carabinero involucrado.

¿Qué dijo inicialmente Carabineros?

Carabineros informó que un grupo de personas -que se desplazaban en un Nissan, modelo Qashqai- atacó con disparos la 33º Comisaría de Ñuñoa, poco antes de las 04:00 horas; y que una de las balas alcanzó al cabo de guardia, el cual no sufrió heridas gracias a su chaleco antibalas.

A renglón seguido, indicaron que se inició un procedimiento que permitió hallar el vehículo en Avenida Quilín, pero sin los ocupantes.

Los peritajes para dar con los responsables se extendieron hasta pasadas las 09:00 horas.

Pero ¿qué ocurrió realmente?

Durante la madrugada de hoy sábado se realizó un control a un Nissan Qashqai de color negro, el cual era conducido por un menor de edad -15 años- que sacó el vehículo a escondidas de sus padres.

El adolescente, ante el temor de ser detenido, escapó a toda velocidad.

En ello, pasó por Marathon con Guillermo Mann, donde está la 33º Comisaría de Ñuñoa.

Un carabinero que estaba afuera de ese recinto, al ver que el automóvil se desplazaba escapando a gran velocidad, procedió a dispararle. Una de esas balas afectó al cabo Rodrigo Fuentes Morales que estaba de guardia también afuera del recinto. No sufrió heridas gracias a que usaba chaleco antibalas.

Por lo anterior, se inició un procedimiento. Cuando se halló el auto, con la patente carabineros pudo obtener la dirección del dueño.

Al llegar a ese domicilio encontraron al menor de edad, el cual no tenía indicios de haber manipulado un arma de fuego (restos de pólvora o casquillos, por ejemplo).

Como las historias entre ambas partes no calzaban, carabineros procedió a entrevistar al uniformado que notificó la balacera. Ello permitió que la verdad saliera a la luz y este último confesó lo que realmente había ocurrido: nunca hubo balacera contra la comisaría y que él había apretado el gatillo.

Por último, la institución confirmó que el funcionario, Felipe Alejandro Medina Segura, fue dado de baja por haber faltado a la verdad.

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses