Log in

Nuevas loas a la obediencia debida en Chile

Elrodriguista..11 noviembre 2018.

Nuevas loas a la denominada Obediencia Debida han surgido a raíz de la inocua condena al ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre y por el encubrimiento de 15 asesinatos en el marco de la tristemente célebre Caravana de la Muerte.

Luego que el retirado militar fuese condenado a la simbólica pena de tres años y un día “de libertad vigilada”, el ex ministro de Defensa del gobierno de Ricardo Lagos y del primer mandato de Sebastián Piñera, Jaime Ravinet, recordó el deber jurídico de los uniformados de obedecer a sus superiores sin importar si se está cometiendo un delito.

"Encuentro que se trata de un fallo absolutamente injusto que tiene más sabor a venganza que justicia, y que implica que el ministro Carroza desconoce absolutamente lo que es el Código de Justicia Militar, que entre sus disposiciones más importantes establece la obligatoriedad de obediencia", puntualizó Ravinet.

 

Recordó así al Título VII del Código de Justicia Militar. Delitos de Insubordinación. De la Obediencia, y que señala en el Art. 334 “Todo militar está obligado a obedecer, salvo fuerza mayor, una orden relativa al servicio que, en uso de atribuciones legítimas, le fuere impartida por un superior. El derecho a reclamar de los actos de un superior que conceden las leyes o reglamentos, no dispensa de la obediencia ni suspende el cumplimiento de una orden del Servicio”.

Una década antes, y por el mismo caso Caravana de la Muerte, renunció el general Gonzalo Santelices, lo que llevó al entonces director en Chile de Amnistía Internacional, Sergio Laurenti, a señalar que "la obediencia debida es inadmisible como defensa". "Asumamos que es cierto lo que dice el general Santelices respecto a que él no cumplió una orden ilegal, pero ¿qué hizo que él y tantos otros oficiales se quedaran callados después?". "Si hubiera hablado, probablemente no habría llegado a general, pero habría tenido la conciencia más limpia", sentenció Laurenti.

Pero en el caso de Cheyre su defensa no es nueva, ya el 16 marzo de 2002, la entonces ministra de Defensa Michelle Bachelet, manifestó: “Quiero decir que el gobierno, el Presidente Lagos y la ministra que habla están absolutamente convencidos que el general Cheyre es una persona íntegra y no tiene ningún tipo de delitos y crímenes sobre los cuales las personas deben preocuparse”.(…) “Nosotros tenemos certeza de eso, estamos convencidos”.

En la vecina Argentina, en cambio, el caso del chileno José Poblete, Liborio, desaparecido junto con su esposa Gertrudis Hlaczik y la hija de ambos, Claudia Victoria, llevó al fin de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, primero por parte del Congreso de la Nación, en 2003, y luego por la Corte Suprema de Justicia, en 2005.

José y Gertrudis nunca aparecieron, pero la pequeña Claudia Victoria, de apenas ocho meses al momento de su secuestro, tras ser apropiada por un militar y su esposa, recuperó su identidad a los 22 años.

Y la Corte Suprema de ese país resolvió en el 2005 "Declarar, a todo evento, de ningún efecto las leyes 23.492 (de Punto Final) y 23.521 (de Obediencia Debida) y a cualquier acto fundado en ellas que pueda oponerse al avance de los procesos que se instruyan, o al juzgamiento y eventual condena de los responsables, u obstaculizar en forma alguna las investigaciones llevadas a cabo por los canales procedentes y en el ámbito de sus respectivas competencias, por temas de lesa humanidad cometidos en el territorio de la Nación".

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses