Log in

Política y negocios en la administración Bachelet: Y vivieron felices para siempre

Elrodriguista.... Equipo Editorial....

Las postrimerías del gobierno de Michel Bachelet dejan al descubierto un triste legado de fecunda unión entre los negocios y la política, un verdadero romance aceptado incluso por aquellos de aguda miopía y que en el bloque oficialista se autocalifican aún como “de izquierda”.

El litio y SQM

Según el vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitrán, el acuerdo sellado con SQM, y que contempla un royalty de 30 por ciento en favor del Estado, es "el mejor contrato del mundo" en materia de minería no metálica.

Agrega Bitrán en su loa que en el marco del acuerdo obtenido, incluso lograron sacar a Julio Ponce Lerou (ex yerno de Pinochet) y a su familia del directorio de la empresa. Poco después se conoció que SQM tiene ya un acuerdo con TESLA para el uso del Litio en la fabricación de sus autos.

 

La podredumbre moral del oficialismo hace que poco importe que SQM sea la empresa que ha producido mediante el financiamiento indebido de la política unos de los mayores niveles de corrupción conocidos y que ese sólo hecho constituiría un mandato para su disolución y refundación.

Tampoco representa algún dilema para el progresismo de La Moneda la ignominiosa renuncia a que el Estado, mediante una empresa propia, explote uno de los minerales más importantes del futuro del país y de las generaciones venideras.

No cabe duda que se trata del mejor contrato del mundo, no para Chile por supuesto, pero sí para quienes vendieron sus conciencias hace ya mucho y hoy hacen de la política un negocio donde el interés privado aplasta cualquier pretensión de sueño colectivo. 

Operación Huracán y Carabineros

Otra perla del legado Bacheletista la constituye la brutal represión contra aguerridos sectores del pueblo mapuche que en total adversidad y recogiendo valerosos las banderas de Lautaro luchan por su tierra y por su dignidad en contra de batallones armados hasta los dientes y emplazados en sus territorios usurpados.

El ministro del Interior, Mario Fernández, en nombre del gobierno, respalda al Director de Carabineros, Bruno Villalobos, y a pesar de la enorme crisis delincuencial que vive la institución, agravada por el no menos delictivo montaje descubierto por la Fiscalía en la llamada "operación Huracán" contra dirigentes del pueblo Mapuche.

En este marco el gobierno no solo respalda a Carabineros, también coloca un manto de duda sobre la versión de la Fiscalía, y mancilla a la Policía de Investigaciones al desplazarla en desmedro del FBI (Federal Bureau of Investigation), organismo de triste historia al cual se pretende mostrar ahora como supuesto garante de la imparcialidad.

Además, la indiscutida insubordinación por parte de Carabineros en su  reciente “Pacazo” en Temuco es minimizada por todos los sectores políticos del país, que bajan el perfil a esta grave insubordinación, perpetrada por una de las instituciones que, en teoría al menos, debiera acatar a pie juntillas los mandatos provenientes de la justicia.

Venezuela

Y la posición de Chile con respecto a Venezuela no es menos es vergonzosa pues el apoyo incondicional de La Moneda a la oposición terrorista resulta simplemente grotesco. La guinda de la torta cipaya es la decisión de no ser garante del diálogo en ese país por la supuesta falta de garantías democráticas para las próximas elecciones presidenciales.

Los partidos del gobierno de la señora Bachelet, el PC particularmente, sindican como responsable al Canciller Heraldo Muñoz y pretenden burdamente hacer creer que la presidenta es una Caperucita ausente de lo que dice y hace la Cancillería. “Llamamos peligrosos a los que poseen un espíritu contrario al nuestro, e inmorales a los que no profesan nuestra moral”, sentenciaba el Nobel Anatole France.

Podríamos hablar de muchas cosas más. De la nefasta reforma laboral, de la represión constante a las movilizaciones sociales, del mantenimiento de la fábrica de pobres llamada AFP, o de la posibilidad cierta de que los criminales de lesa humanidad terminen sus vidas cómodamente en sus casas.

Los partidarios del gobierno vociferan a los cuatro vientos supuestos logros como la gratuidad en el sistema universitario (que no es sino fruto de la movilización juvenil). Exhiben la ley de aborto en tres causales (lo único que podría ser destacable), la conversión del sistema binominal en uno trinominal, y muchas cifras de gestión a las que asignan incluso categoría de "hechos históricos".

Lo concreto, sin embargo, es que Bachelet entrega nuevamente a Piñera un Chile empresarialmente inmaculado, sin cambios en el modelo económico, sin cambios en la Constitución. Un país con más desigualdad; con las mismas Fuerzas Armadas y de Orden de la dictadura; con crisis en el sistema de salud, y con un contubernio amoroso inmundo entre política y negocios, y del que muy pocos pueden escapar.

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio (Cicerón)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses