Log in

MPMR – Corpus Christi: No están Muertos siguen en las luchas

Columna entregada por Guillermo Solís en Bio Bio Tv 17 de junio 2017.

Los días 15 y 16 recién pasados, se han cumplido 30 años de unas de las mayores matanzas cometidas por los agentes de los servicios de seguridad, en este caso la Central nacional de informaciones durante la dictadura de civiles y militares. No fue un hecho casual, desde el mismo 11 de septiembre de 1973 hasta la salida de Pinochet, la dictadura militar  aplicó el Terrorismo de Estado con el objetivo de imponer con las armas, a sangre y fuego el modelo económico que tenemos y que ha puesto al servicio de una ínfima minoría todas las riquezas de nuestro territorio, es por eso que los Rodriguistas decimos que los grandes empresarios, Piñera, Luksic, Paullman, Angelini, los Solari y algunos otros, son cómplices de las graves violaciones a los derechos humanos, porque se aprovecharon del terror para amasar grandes fortunas sin ningún contrapeso, la dictadura asesinó, torturó, desapareció, exilió y encarceló a miles de chilenos para que los buitres-pirañas pudiesen enriquecerse.

El asesinato y las muertes ocurridas en esos fatídicos días de 1987 en los operativos de la CNI, estaban destinadas a infringir una derrota militar, política y moral al Frente Patriótico Manuel Rodríguez y también al estado de ánimo de nuestros pueblos en lucha.

 

En la mañana del día 15 de Junio de 1987 es asesinado Ignacio Valenzuela, a las 17 horas es asesinado Patricio Acosta, a las 12 de la noche es asesinado Julio Guerra, quien se enfrenta a sus asesinos y finalmente es herido y rematado, en la noche del mismo día en una escuela de instrucción caen combatiendo Waldemar Henríquez y Wilson Henríquez, gracias al coraje, valentía y contención de estos dos hermanos, pudieron escapar los alumnos de la escuela y salvarse de ser asesinados. Mientras tantos eran detenidos Manuel Valencia, Patricia Quiroz, Elizabeth Escobar, Ester Cabrera, José Valenzuela, Ricardo Silva y Ricardo Rivera, llevados todos al Cuartel Borgoño de la CNI, previamente torturados son conducidos a una casa de Pedro Donoso, donde maniatados, indefensos son asesinados en distintos lugares de la casa, simulando un enfrentamiento.

La historia de asesinatos de hijos de nuestros pueblos no es nada nuevo, la oligarquía tiene larga data, es de los comienzos de nuestra historia, con la mano militar y de orden, han ultimado y desaparecidos miles de estudiantes, obreros, mujeres y niños. Las oligarquías, las burguesías, los militares y las policías son intrínsecamente criminales.

Para algunos las violaciones de derechos humanos solo valen si fueron durante la dictadura. Lo hacen para no tener que asumir que los gobiernos que han apoyado y apoyan. Dicen que repudian las violaciones a los derechos humanos cometidas en dictadura, pero forman parte de gobiernos que han consolidado un sistema impuesto sobre los crímenes de lesa humanidad, “apoyan la razón por las cuales fueron asesinados nuestros hermanos.

Pero más aún, Ocultan las violaciones contra nuestros ancianos y ancianas que imponen través de las AFP y sus pensiones miserables, ocultan la violencia que impide que nuestros estudiantes tengan su futuro y el de todos asegurado, con una educación gratuita y de excelencia que ayude en la construcción de una sociedad más justa. El robo del MAR, los Bosques, minerales, el agua, es la peor de las violencia, porque condena a la miseria a nuestros pueblos. Quieren hacernos creer que solo el garrote es violencia.

¿En Chile se sigue aplicando el terrorismo de estado?, SI, se sigue aplicando, o acaso la militarización, allanamientos, niños, mujeres, ancianos y hombres baleados, golpeados y gaseados, no es terrorismo?. Se aplica el terrorismo de estado en todo el territorio Mapuche.

La ocupación del territorio Mapuche, no es acaso una violación grave de los derechos internacionales. La muerte de dos comuneros Mapuche  Luis Marileo Cariqueo  y Patricio González,en manos de un oficial en retiro de las mismas fuerzas ocupantes que agreden a este pueblo hermano son los efectos de la ocupación. Toda nuestra solidaridad a los familiares de estos luchadores de este pueblo hermano y también a sus dirigentes, los acompañamos en el dolor y en sus luchas.

No podemos dejar de solidarizar con Raúl Escobar detenido en México y Marcela Mardones detenida en Chile, las acusaciones que pesan sobre ellos de participación en la muerte de Jaime Guzmán si fuesen ciertas, no hacen más que enaltecer su aporte a la lucha antidictatorial y el esfuerzo por hacer justicia para los 17 años de terro que vivió nuestro pueblo y sus luchadores sociales. Jaime Guzmán no era monja ni cura, no era Sor teresa de Calcuta, fue el cerebro del golpe de estado que causó la muerte de miles de chilenos, fue cómplice del asesinato de miles de chilenos. Es responsable de la constitución que rige nuestro país y que lo hace cada vez más desigual, no estamos dispuestos a sumarnos al coro de defensores del sistema ni tampoco a los oportunistas que para su acomodo aceptan la mentira y que por tanto condenan un acto de justicia, moralmente legítimo.

Algunos quieren dejar a nuestros hermanos caídos en Corpus Christi, en el baúl de los recuerdos y en los museos, a esos les decimos, nuestros hermanos nuevamente son asesinados en Alex Lemún, en Rodrigo Cisternas y Matías Catrileo, y todos ellos vuelven a revivir en las luchas de nuestros pueblos.

Honor y Gloria para todos ellos.

MPMR

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses