Log in

Entrevista del portal Politika a Marco Riquelme, Coordinador del MPMR

Elrodriguista… 30 octubre 2018

Este martes el Portal Politika, publico una extensa entrevista a Marco Riquelme Coordinador del MPMR, por la situación del Liceo Javiera Carrera, donde estudia una de sus hijas, en la entrevista Marco no solo habla sobre la situación de liceo, la acción represiva de gobierno, el papel de los medios de comunicación, también de aspectos de la política del MPMR.

Habla rodriguista aparecido en ‘reportaje’ sobre Liceo 1: “Es un montaje de principio a fin”

“El Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez no tiene ninguna militante en el Liceo 1, ni una sola”, aclara en conversación con Politika el ex frentista Marco Riquelme respecto a la polémica nota del periodista Alfonso Concha. Para este apoderado del emblemático establecimiento, “es evidente la responsabilidad del Ministerio del Interior en este montaje”.

Daniel Labbé Yáñez Octubre 30, 2018

 

Marco Riquelme es una persona sencilla, que habla con profundidad y pasión, que mira a los ojos cuando lo hace.  Es también alguien culto, informado y con herramientas para realizar un análisis crítico de lo que nos entregan como “verdad” los medios de comunicación tradicionales. Sin esperarlo, hace una semana se transformó junto a su compañera -Owanda Madera- en protagonista de una nota del noticiario central de Canal 13 en la que el periodista Alfonso Concha acusaba un supuesto “adoctrinamiento” por parte de apoderados vinculados al Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) hacia alumnas del Liceo 1 Javiera Carrera. Marco es apoderado de una estudiante de tercero medio y se reconoció entre un carrusel de fotos de estudiantes con pañuelos del Frente que resultó ser un trabajo para el ramo de Historia, y otras de bombas molotov y overoles blancos que finalmente correspondían a otros liceos. Nunca lo contactaron para dar su versión. 

Politika conversó con Riquelme -que en estricto rigor es miembro del Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez (MPMR)- sobre la cuestionada nota de Canal 13, sus repercusiones, el rol del ministro del Interior y lo que habría detrás de lo que considera un “montaje”. También hablamos de la importancia histórica del Frente y de la organización política de los estudiantes de hoy.

 Uno de los aspectos de la nota de Canal 13 que más sorprendió al ex combatiente es que esta sale al aire en un momento en donde en el Liceo 1 estaba todo muy tranquilo, luego de una toma de aproximadamente 40 días. Una movilización surgida a raíz de una serie de problemas de infraestructura en el colegio. “Nos llamó profundamente la atención y generó preocupación que no hubieran los baños suficientes, tenían que hacer colas las niñas y no alcanzaban a ir todas en el recreo; o habían ratones, no podían almorzar en el casino porque las palomas andaban adentro”, detalla Marco, a lo que se suman denuncias de acoso de parte de profesores y de autoritarismo, por ejemplo, contra el uso de determinados accesorios entre las estudiantes. “Los apoderados nos metimos, con mi compañera Owana Madera empezamos a apoyar el petitorio de las niñas obviamente, y había un grupo de apoderados bastante importante también, las ‘Javierinas dignas’, y que están preocupados también del tema. Pero nunca fuimos partícipes -nosotros no estudiamos en el liceo- de la toma o no toma, sino que estábamos apoyando un petitorio”, recuerda Riquelme sobre ese momento. 

¿Qué te pareció la nota de Canal 13? ¿Qué sentiste, qué conclusiones sacaste? 

Desde después de vacaciones que ho ha habido complicaciones adentro del liceo. En ese contexto se presenta esta nota. Pero hay que señalar que ya venía una acción de esta naturaleza por parte del Gobierno y fundamentalmente del ministro del Interior. En una entrevista que da al diario HoyxHoy señala que el problema más grave de violencia en estos momentos en los liceos emblemáticos de Santiago es el del Liceo 1 porque hay 11 profesores amenazados. Y resulta que hemos averiguado por todos lados, hemos pedido a la Dirección que dé cuenta de quiénes son los profesores amenazados -porque cuando un ministro del Interior dice eso tiene que tener algún respaldo que fundamente, algo judicial- y no existe nada. Y posteriormente, a los pocos días, aparece esta situación, este reportaje, que es un reportaje-montaje de principio a fin. Nosotros sabemos, en el caso de Owana, mío y de los apoderados de Javierinas dignas, que es solamente una excusa que necesitaban en esos días en que estaban tratando de aprobar el proyecto de ley Aula Segura. Pero por qué te digo que es un montaje: primero, lo que hacen los periodistas es tratar de contrastar las versiones que existen, y en este caso no hubo ninguna intención de tratar de contactarnos a mí o a Owana, o algún apoderado de Javierinas dignas. 

¿No hubo ningún tipo de acercamiento de alguno de los dos periodistas responsables de la nota? 

Ninguno, no hubo nada que permitiera decir ‘esto no es tan así’, nada. Y lo segundo es que el reportaje está lleno de intenciones de que la gente crea algo que no es real. O sea, el Liceo 1 es el que tiene el problema, pero una gran parte de las imágenes -bombas molotov, golpes- son de otros liceos y de situaciones que ya han sido vistas y son absolutamente conocidas. Tercero: se hace con una falta de transparencia que nos hizo recordar a los testigos protegidos de Estados Unidos, a los que los peruanos tenían cuando acusaban a los de Sendero luminoso, cubiertos, que nadie los podía ver, les distorsionaban la voz, y aquí es igual. O sea, uno como “afectado” no puede recurrir a nada, no tienes nada. 

Porque desconoces quién es tu “contraparte”… 

Exacto, mi contraparte. Entonces es una falta de transparencia total. Uno sabe que los periodistas no revelan sus fuentes, pero estas tienen que dar algún tipo de indicio, que tengan algún signo de veracidad de lo que se está hablando, porque o si no los periodistas podrían inventar cualquier cosa, y que es lo que creemos, que esto es un invento relacionado con la intención de colocar en la opinión pública el tema de Aula Segura. Y cuarto: es una mentira porque el título del reportaje-montaje da cuenta de algo que es incomprobable y que ellos debieran comprobar, que tiene que ver con al adoctrinamiento a personas, a alumnas, a menores de edad. 

¿Y hay adoctrinamiento del Frente o del Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez?    

Es que lo más llamativo de todo esto es que cuando comenzamos a participar activamente para que se diera cumplimiento al petitorio -nos hemos reunido con la DEM, el petitorio se aceptó, hay 5 profesores investigados, la directora está investigada por no haber cumplido con los protocolos que corresponden, se arreglaron los baños y el comedor, se sacaron los escombros; es decir, estamos hablando de que parte de nuestra campaña ha sido aceptada-, una de las condiciones para participar en esto de apoyar este petitorio fue que no podíamos interferir en ninguna decisión y acción que tomaran nuestras hijas. Si bajaban la toma, si se quedaban, si iban a la municipalidad, eso no era resorte nuestro porque las alumnas tienen una organización social donde ellas resuelven. 

O sea, yo lo digo y no es que me sienta orgulloso tampoco, pero el Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez no tiene ninguna militante en el Liceo 1, ni una sola. Y nos gustaría -tanto a Owana como a mí y Javierinas dignas– que nos mostraran una sola prueba del adoctrinamiento; en los discursos, en las opiniones o clandestina o conspirativamente, que también podría ser una posibilidad. Y esto lo considero grave, porque somos dos personas a las que le trataron de difuminar un poco los rostros, pero nos mostraron claramente, tanto a Owana como a mí, acusándonos del adoctrinamiento producto de tener algunos lazos o historia de “violencia extremista”, “terrorista” o como le quieran llamar. Y la investigación que había respecto a esta situación, ¿dónde está? Nadie nos ha consultado nada y nadie ha tratado de decirnos ‘oye, ustedes están acusados de esto’, salvo Radio Universidad de Chile que nos llamó para que fuéramos a hablar sobre esto. O sea, somos dos apoderados que aparecimos allí, que nos tapan un poco el rostro para que nos puedan reconocer bien la gente -y todos los apoderados nos reconocieron, son tres mil- y yo tengo una hija que es menor de edad dentro del liceo… 

¿Qué consecuencias ha traído esto para ustedes como familia, para tu hija? 

Fíjate que al contrario de lo que alguien podría pensar, hemos recibido bastante apoyo de apoderados. Y bueno, las alumnas tienen una organización social y mi hija es parte del conjunto de gente que está allí, por lo tanto no nos hacemos problemas. No es la primera vez que hemos estado en situaciones de este tipo. Por ejemplo, Owana nunca ha pertenecido al FPMR, era parte de la organización o del esfuerzo que luchó contra la dictadura, de las violaciones a los Derechos Humanos, contra el terrorismo de Estado, donde ella fue afectada producto del asesinato y el degollamiento de su compañero, pero no hay nada que puedan decirle sobre el pasado que tenía; ¡no, es el presente! Pero, independiente de eso, ¿cuál es el problema si es que llegasen a tener algunas ideas relacionadas con el rodriguismo algunas alumnas? 

Antes de pasar a ese tema, ¿crees entonces que no es posible interpretar esto solo como un mal trabajo periodístico, sino que habría un vínculo directo con el Ministerio del Interior y con Carabineros? ¿Ellos serían también parte de este ‘montaje’, como lo planteas? 

Sí, yo creo que es así. Mira, yo le escribí un correo a Alfonso Concha hace dos o tres días; le mandé tuits primero diciéndole que me parecía insólito e inaceptable de que tratara -entre comillas- de enlodar, porque no me enloda, y que nadie se hiciera responsable si me está afectando. No me contestó nunca. Le mandé tuit a “Kike” Mujica (director de Prensa de Canal 13), los tiene que haber visto, tampoco me contestó. Hay que decir que el Premio Nacional de Periodismo, Sergio Campos, se manifestó en rechazo a este tipo de periodismo; el Colegio Metropolitano de Periodistas se manifestó también en rechazo, hay una investigación al interior del Colegio, en la Comisión de Ética, donde se ha reclamado, no solamente desde los apoderados, y en medio de todo eso no hay ninguna respuesta. Entonces lo que tú dices yo creo que es así, porque así como hay periodismo que sirve, que hace conciencia, que devela las situaciones, que nos hace pensar, también ha habido periodismo negativo. No nos podemos olvidar de “Exterminados como ratas” de La Segunda cuando estaba desapareciendo la gente y ellos tenían conciencia de que era así. No nos olvidemos de Claudio Sánchez y sus montajes, de Manfredo Mayol, en fin; y aquí claramente hay periodistas que están involucrados con Carabineros y son sus fuentes, pero esas fuentes funcionan al revés y al derecho. O sea, se recibe información de Carabineros para fundamentar alguna situación y después Carabineros recibe información respecto a investigaciones que hacen como periodistas. No nos saquemos la suerte entre gitanos o no nos pisemos las capas entre superhéroes, como dice un amigo. Porque eso es así y lo ha sido siempre. Entonces es evidente la responsabilidad del Ministerio del Interior en este montaje; es evidente. 

¿De qué forma? 

Si el ministro del Interior (Andrés Chadwick) participa con una entrevista en un reportaje donde él no tiene idea qué sucede con ese tema. Y al día siguiente tiene que haber una rectificación de Canal 13 -porque nunca ha habido un desmentido- de que no nos dimos cuenta a lo que correspondían esas imágenes, y el ministro del Interior, el que está a cargo de las policías, de la ANI, participa de manera consciente de eso, es parte del montaje. Aquí hay una participación del Gobierno, de las policías y de Canal 13, junto a otra gente con responsabilidad menor producto de su desconocimiento y falta de conciencia, al interior del propio liceo. Y también está metida la municipalidad de Santiago aquí. Como una cuestión casuística no más digo que aquí se está legislando para 5 liceos del centro de Santiago. 

Bueno, quien difunde el video de la agresión al carabinero de Fuerzas Especiales en el INBA es el mismo alcalde y lo hace en el contexto de la votación de Aula Segura… 

Exacto. Y eso es muy complicado. Hay que decir que Canal 13 participó hace muy poco tiempo, no estamos hablando de los montajes en dictadura, en darle veracidad a los programas que tenía este profesor Alex Smith (“Operación Huracán”) y por lo tanto los WhatsApp eran supuestamente todos válidos, legítimos, y estos mismos periodistas están involucrados en esto. Nosotros sabemos que se ha pedido que se investigue igualmente en la Comisión de Ética del Colegio de Periodistas al periodista investigador: ¿qué investigó?, ¿cómo llegó a esas conclusiones?… Yo creo que hay muchos compromisos. 

¿Qué te pasa cuando ves a una persona como Andrés Chadwick hablar sobre violencia y grupos subversivos, cuando es sabido que apoyó una dictadura que sí cometió actos de terrorismo de Estado? 

Yo soy coordinador nacional del Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez. Me incorporé desde el principio al Frente, luché contra la dictadura, luchamos contra una dictadura que era brutal y nos sentimos muy orgullosos de lo que hicimos y lo volveríamos a hacer si es necesario, nos sentimos orgullosos del apoyo de nuestros compañeros. Y nosotros después de que terminó la dictadura y en estos 28 años, hemos seguido peleando por lo que creemos que es justo, queremos la justicia social, transformaciones profundas… pero no somos ladrones, no estamos metidos en ningún caso de corrupción, no le hemos entregado el litio a nadie, no hemos reprimido las marchas estudiantiles, no hemos asesinado a ningún mapuche, no hemos entregado ningún recurso de todos los chilenos, no somos parte de la Ley de Pesca ni hemos recibido plata por ella, entonces que venga un tipo que durante 17 años de dictadura apoyó el terrorismo de Estado -porque lo apoyó, no nos olvidemos que él era uno de los de Chacarilla-, que después de la dictadura durante bastantes años siguió apoyando el terrorismo de Estado y las violaciones a los Derechos Humanos, que ha sido parte durante estos 28 años de la muerte de Rodrigo Cisternas -porque es en conjunto que han gobernado, no ha sido Bachelet por un lado y Chile Vamos por otro-, asesinaron  a Alex Lemún, a Matías Catrileo, a Nelson Quichillao, han torturado, han permitido que los pacos se roben 30 mil millones de pesos, y que nos venga a tratar a nosotros de “extremistas”, “violentos”, “vandálicos”, nos parece que es lo más ridículo que hemos escuchado.

Somos gente sencilla, que seguimos luchando por lo que creemos justo, ¡pero estamos hablando de un cómplice del terrorismo de Estado que viene a juzgar a los demás! Si cuando vemos ese video cortado de los muchachos del INBA, donde primero los pacos les dan una frisca y luego los muchachos se la devuelven -un hecho de violencia y ojalá no existiera nunca ningún tipo de violencia, lo que es una cuestión etérea porque la violencia es permanente-, y luego el mismo tipo que la condena es responsable, cómplice, de más de mil detenidos desaparecidos, de cientos de miles de torturados, y no se coloca rojo. 

“La historia del Frente necesita ser explicada como corresponde” 

Marco Riquelme fue uno de los 49 presos políticos que el 30 de enero de 1990 se fugaron desde la ex Cárcel Pública de Santiago. Dice que cuando han tenido la oportunidad de relatar la historia del Frente, acciones como la de la llamada “Gran fuga”  son las que les interesan principalmente a los estudiantes. Una experiencia que -nos explica el ex combatiente- ha sido posible abordar junto a los jóvenes desde los valores y principios que movilizaron a esas 20 personas que cavaron un túnel de más de cien metros. 

¿Por qué crees que es importante que los estudiantes sí conozcan la historia del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, su rol en dictadura? 

Al principio nosotros participamos bastante, profesores nos invitaban bastante a entregar en los liceos lo que había sido la historia del Frente -hoy yo creo que ya no lo hacen tanto, son otros sus intereses; el individualismo, el egoísmo ha calado profundamente en toda la sociedad, incluidos nosotros-; nos invitaban porque había un intento por convertir en un monstruo a alguien que había luchado contra un verdadero monstruo. Y nosotros explicábamos y era grato porque cuando entrábamos había un silencio total porque pensaban que venía un tipo con una AK, alguna cosa rara, pero cuando conversábamos se daban cuenta que era alguien absolutamente normal. Nosotros siempre lo hemos dicho: a uno le tocó estar ahí, pero cualquiera podría haberlo hecho. Más peso que lo que hicimos nosotros tiene lo que hicieron millones que se expresaron, ese fue el peso que logró derrotar a la dictadura, nosotros fuimos un aporte. Entonces, necesita esta historia ser explicada como corresponde. Porque -salvo situaciones muy particulares- nosotros jamás tuvimos una política sistemática, permanente, de terror, de violación a los Derechos Humanos, de intento de asesinar gente, nuestra lucha fue directamente contra la dictadura. Por eso hay comisarías atacadas, cuarteles de la CNI atacados, la destrucción de torres de alta tensión tenía que ver con la desestabilización del régimen. Hay accidentes que ocurrieron y por los cuales muchas veces pedimos disculpas. Entonces, esta historia de gente que quiere transformar un país -porque tampoco luchábamos solo para terminar con la dictadura y que después viniera lo que vino, por eso seguimos luchando-, desde el punto de vista político, ideológico, está “inmaculada”; porque hay cientos que dieron su vida al calor de esas ideas. Y nosotros hemos ido cambiando muchas opiniones que teníamos. 

¿Como cuáles?

La izquierda en algún momento, las organizaciones revolucionarias, considerábamos que nosotros por ser gente buena hacíamos una guerrilla, lográbamos tomarnos el poder y gobernábamos para la gente porque “somos intrínsecamente buenos”. Y esa idea la hemos cambiado -yo diría- radicalmente. O sea, los que tienen que gobernar es la gente y nosotros estaremos allí o no estaremos; o estaremos allí no en tanto “somos los que ganamos”, sino porque somos parte de un proceso que tiene que cambiar. Y eso es lo que ha venido afectando en el último tiempo lugares donde se han elegido gobiernos progresistas, porque al final terminan gobernando y haciendo lo mismo que están haciendo los otros. Y lo que es necesario es armar este par de palabras tan manoseadas como es el “poder popular”, porque efectivamente el colectivo es una cuestión muy importante, la comunidad es muy importante; si a nosotros no nos hubiesen puesto en este reportaje, somos un par de apoderados más peleando en conjunto. Es muy importante la comunidad y en ese sentido ese chip se ha dado vuelta, nosotros somos un aporte al movimiento social, los rodriguistas queremos aportar lo que sabemos al movimiento social. Los partidos políticos no son para que se sirvan del movimiento social, como ocurre hasta ahora. Tenemos que colocarnos al servicio del movimiento social, pero ellos tienen que generar la orden, la fuerza, los cambios, y nosotros apoyaremos desde nuestra lógica y visión, y tratar de que la gente lo entienda. Porque si no se nos generan problemas muy graves como que si no es Lula es Bolsonaro; elijamos a Bachelet porque si no, sale Piñera. Ahora ya tenemos tuits de que tenemos que unirnos todos contra el fascismo, ¿pero unirnos quiénes: los que entregaron el litio, las carreteras, los que hicieron al CAE…?, si nosotros no queremos unirnos con esa gente. 

Y puede parecer del tiempo de los dinosaurios, pero nosotros tenemos una mirada de clase, provenimos de allí. Mi padre fue un obrero y dirigente salitrero, mi abuelo fusilado en la Caravana de la Muerte el ’73, un obrero marítimo. Y nosotros consideramos que ese va a ser el sector que en algún momento va a generar los cambios, no lo va a hacer alguien que no tiene esos intereses, que ha estudiado en buenos colegios, que termina siendo diputado; es probable que provoque pequeñas reformitas, pero ya sabemos lo que han provocado estas pequeñas reformitas -Bolsonaro allá, Macri allá, Piñera acá-, porque la gente ve que puede elegir entre cualquiera de esos, porque ninguno ha hecho transformaciones radicales, profundas, para decir “con este tenemos que irnos”, alguien que marque una diferencia sustancial. 

¿Cómo fue la recepción de esos estudiantes cuando ustedes pudieron hablar del Frente? 

Nos hacían muchas preguntas. Fíjate que hay algo que a nosotros no nos gusta mucho cuando hablamos de estos temas, pero un porcentaje mayor estaba interesado en la acción, en los “Robin Hood”, en mi caso cómo se escaparon, cómo hicieron el hoyo, el túnel para la fuga de la Cárcel Pública. Pero en realidad para nosotros lo importante era mostrarles los valores que habían permitido que fuésemos capaces de hacer el túnel, los objetivos que teníamos, nuestro pensamiento, nuestra conciencia -a pesar de estar encarcelados, de haber sufrido la tortura, estar presos dos, tres, cinco, seis años-, teníamos la voluntad política, la moral para hacer ese túnel y eso era lo importante. O sea, que cuando uno lucha por las cosas justas es capaz de hacer muchas cosas. Había mucha pregunta, mucho deseo. Y mira lo que ocasionó el reportaje: el otro día estaban entrevistando a Owana y pasó un grupo de niñas y la reconocieron y dijeron “mira, ella es del Frente“, jaja. Una cosa totalmente contraria a lo que quería quizás el reportaje. Y es porque hay un instinto -porque no está racionalizado, justamente- que tenemos como pueblos a ubicarnos en el lugar que debemos; a veces no es conciencia, es instinto. “Ha, mira, aquí están los pobres y yo soy pobre, me ubico a este lado, de este que está pregonando que tenemos que cambiar esto”. Y las alumnas, por su edad -a pesar que tienen una tremenda madurez las alumnas del Liceo 1-, tienen también un instinto y se ubican. 

Es importante señalar que las alumnas del liceo, en un momento que se dieron algunas situaciones complejas, hicieron un plebiscito -cuando todos les caían encima, cuando la Dirección presentó recursos de protección contra las alumnas-, y votó un 70% a favor de que siguiera el Centro de Alumnos, porque esa era la pregunta. O sea, hay una legitimación bastante grande de parte de las alumnas. 

Y a través de una práctica a la que  los gobiernos actuales le hacen el quite… 

Si hasta cuando nosotros supimos que iban a hacer un plebiscito nos asustamos, jaja. Pero ellas, como tienen madurez, responsabilidad, son conscientes, dijeron ‘votemos, veamos quiénes ganan’, y ganaron por lejos. Entonces, en general, en amplios sectores de nuestro pueblo nosotros somos bien recibidos. Hay un sentimiento positivo en un sector, el otro no nos conoce; es la historia, no es el individuo -a mí nadie me ve y me dice ‘mira, ese es del Frente‘ en el Metro, no me conoce absolutamente nadie-, es la historia. Pero no es que los rodriguistas no existamos, tenemos dirigentes sindicales, somos parte de la Central Clasista de Trabajadores, tenemos dirigentes poblacionales, en comités de allegados, pero no andamos avisando que somos del Frente, no nos andamos colocando pañoletas o boinas, salvo cuando hacemos nuestros homenajes a nuestros compañeros. Ese intento de sobreideologización que nos meten es absolutamente falso. 

Aula Segura: “Medidas para asustar y criminalizar” 

¿Qué te parece el proyecto de Aula Segura? 

A veces me cuesta encontrar el objetivo de esto. La violencia que hay en estos momentos en los recintos estudiantiles, las peleas con los pacos, no es una cuestión gravitante. Es decir, no existe algo que uno pudiera decir ‘estamos invadidos’; muéstrame un hecho que esté ocurriendo en estos instantes en los colegios… está todo normal. Entonces, por ese lado, claramente no son los hechos de violencia el meollo, sobre todo para meterse en un tema que fue rechazado por los expertos en la Cámara de Diputados. No es posible tampoco legislar para todo el país, para los colegios públicos y privados, y hacer una ley porque en el INBA o en el Liceo de Aplicación se agarran a pelear con los pacos; porque si no, no sé qué legislación tendrían que hacer con los que se han robado todo en este país, los diputados, los Penta… Yo creo que el intento es ir generando pequeñas leyes que evidentemente están dirigidas al mundo social para hacer un ejemplo de lo que podría ocurrir después en el mundo de los trabajadores, en las poblaciones, ante la acción justa y legítima que las demandas sociales -valga la redundancia- demandan. Porque se dejaba en manos del director, de la escuela, a su arbitrio, la expulsión de una persona. Entonces en el trabajo a lo mejor también se podría hacer así: una huelga que puedan determinar los patrones que no corresponde porque se tomaron la calle, terminaría en que puedan echar a dirigentes sindicales sin mayores complicaciones. 

Pero hay otro tema y es que yo creo que Piñera no quiere que le ocurra -producto de que está teniendo un rechazo cada vez más grande- lo mismo que el 2011, 2012, 2013; entonces quiere tomar medidas ahora para asustar, criminalizar, amedrentar a los padres, a los alumnos, al mundo social que los rodea. Entonces para allá va dirigido Aula Segura, no para la violencia que hay en este momento, que es menor. Imagínate que Hinzpeter no lo logró cuando se tomaban la calle desde las 8 de la mañana y la Alameda la podían despejar recién a las 7 de la tarde. Y es un amedrentamiento porque en lo que va del año creo que hay setecientos y tantos expulsados, son como 7 por semana; entonces, ¿cuál es el sentido de esta ley? Es una ley para que el alumno, el adolescente, el menor de edad, no tenga derecho a defensa. Y es tal la criminalización, que uno escucha a diputados como (Jaime) Bellolio, en El Informante creo que era, decir que se están incendiando profesores, y todos repiten lo mismo, y a mí me gustaría saber cuántos profesores hay quemados, porque no hay ninguna prueba, lo que hay es una persona que dice que la rociaron con bencina, pero no hay ningún profesor quemado. En el Liceo 1 dicen que hay agresiones, pero en la Fiscalía Norte no hay ninguna denuncia, demanda o querella producto de una agresión a los profesores. O sea, hay una mentira y es permanente. Y además de ser peligrosa, es irresponsable. 

Sin embargo, hay una frustración, una bronca en la gente más joven, algo de lo que no se hace cargo Aula Segura. ¿De dónde viene esa bronca? 

Está claro que en este país ejercer la violencia como se ejerció durante 17 años en la dictadura, no se paga, salvo unos poquitos. En este país para el robo hay impunidad, para la corrupción hay impunidad. O sea, (Iván) Moreira reconoce que tiró boletas truchas y hoy ese mismo tipo puede si  ningún problema, desde el parlamento, rechazar y repudiar la corrupción. Y todos estamos viendo eso, que es indignante. Pero lo fundamental de la violencia en los muchachos tiene que ver con el sistema que tenemos, que es un reproductor y productor de violencia permanente. No se vive bien en este país, por si acaso. Los que vivimos en poblaciones nos damos cuenta de la miseria, de la desigualdad por último. Sabemos que hay algunos que llegan en helicóptero y otros que tienen que saltarse el torniquete del Transantiago porque no tienen para pagar. Y una gran parte de los estudiantes del INBA, del Liceo de Aplicación, van a terminar siendo trabajadores, nunca van a estudiar lo que quisieron, porque nunca tuvieron las posibilidades. Y eso genera violencia. Cuando un sistema te propagandea todos los días por la televisión, cuando en los matinales te pasan puras estupideces, cuando uno ve un noticiario y un 45% es sobre robos, delincuencia, violaciones, y no hay nada que sea constructivo, que te eduque, y además existe la frustración por no tener las zapatillas que te dicen en la televisión, de no comer en los restauranes en donde comen los tipos que aparecen en la televisión, de no tener la casa con la piscina que tienen los tipos que aparecen en la televisión, de no haber tenido la suerte de haber salido bueno pa’ la pelota y poder vivir en Inglaterra y poder comprarte lo que quieras y andar con las niñas que son actrices, de comprarte un reloj, de tener caballos de carrera, de lo que te dice el sistema, los medios de comunicación, que tú puedes ser, que debes ser.

Entonces los muchachos cuando entran al liceo, se dan cuenta que eso no es así; que yendo al liceo, que estudiando en el liceo, puede que si hay una rifa, una lotería, a lo mejor unos cuatro o cinco de los mil, van a tener alguna cosa de ese tipo, porque además el sistema les metió a ellos el individualismo y él quiere surgir, no es que colectivamente estén surgiendo. Si hasta por eso uno ve que de repente son 7 u 8 cabros los que andan con los famosos overoles blancos. Si cuando hemos discutido con otros padres, uno les habla sobre la importancia de lo colectivo, y te dicen ‘a mí me interesa que mi hija estudie, que saque buenas notas y que dé la PSU para que tenga una profesión’. Esa es la lógica, el ‘sálvate solo’. Y bueno, ahí se están salvando solos, porque los cabros piensan que por último -como no van a ser lo que la televisión todos los días les dice que podrían ser- están enojados y hacen lo que quieren y se agarran con el que quieren. Hay una frustración muy grande, y por eso uno está en contra de estos tipos que son diputados ahora -incluyo a los del Frente Amplio- y dicen “rechazamos, repudiamos” a estos cabros que se andan agarrando con los pacos, cuando ellos son parte de una institución que ha llegado a acuerdos para generar este clima de esperanza en la gente, pero que termina en frustración. Es terrible la frustración.

 

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses