Log in

A 34 años, 23 de agosto día del y la Combatiente Rodriguista

Elrodriguista…. 

Con diversas actividades a nivel nacional de conmemoro el DIA DEL COMBATIENTE RODRIGUISTA. La actividad central se realizó en el Memorial del Cementerio General, donde estuvieron presentes familiares de Julio Guerra y Roberto González  caídos en combate el 23 de agosto de 1984, recuperando armas libertarias de las Armería Italiana en el centro de la capital. 

Las actividades fueron organizadas por la Brigada Salvador Allende (BRISA), la FUNA, Colectivos rodriguistas y el MPMR. 

También en las actividades se rindió homenaje a todos los rodriguistas y los héroes populares. El 23 de agosto de 1984, la dictadura criminal Asesino a 9 Combatientes del Pueblo, 

Discurso Entregado por Marco Riquelme, Coordinador Nacional del MPMR en el Memorial del Cementerio General. 

 

A 34 años, 23 de agosto día del y la Combatiente Rodriguista 

Se han cumplido 34 años desde que distintos grupos se desplegaron en 3 armerías del centro de Santiago, para llevar adelante una recuperación de armas que sirvieran para dotar de medios a otros grupos para enfrentar la dictadura, son 34 años asumiendo los sueños de nuestros hermanos y hermanas, el recuerdo no solo es para ellos dos, sino para todos aquellos y aquellas combatientes que participaron en este combate desigual, pero de audacia sin igual, algunos fueron heridos y sufrieron la prisión, otros y otras se restablecieron y volvieron al combate, destacándose en nuevas acciones populares.

El día del Combatiente Rodriguista recuerda y conmemora a todas aquellas mujeres y hombres que entregaron sus vidas en la lucha contra la dictadura, pero también a todos y cada uno y una de los Rodriguistas que de una u otra manera aportaron su tiempo y conciencia a la lucha por una sociedad mejor, los y las Rodriguistas, queríamos y queremos construir una sociedad de justicia social.

Son tiempos difíciles y complejos los que hoy vivimos. Los vientos no soplan en el sentido de los cambios, los caminos que algunos nos quieren mostrar, no nos llevan a la liberación, las señales que nos dan son engaños destinados a desunir, a mantenernos en una diáspora improductiva. Quieren que escondamos nuestras justas ideas, que las mantengamos en secreto, hoy no son los tiempos para las ideas justas nos dicen, que es mejor ir de a poquitito, como que nuestra historia, la de la explotación y luchas, fuese de hace unos añitos. Nuestros pueblos vienen luchando, muriendo y también ganando desde la llegada del invasor español, hablan como si la historia de lucha de nuestros pueblos sólo se remontara a partir del nacimiento de ellos. Nos quieren hacer creer que ésta es una idea nueva, cuando todos sabemos que la socialdemocracia ha existido desde hace mucho tiempo, para engañar a nuestra clase, para descomprimir y dispersar el ascenso de las luchas populares. 

Es por esto que no importa en que colectivo se encuentre trabajando un Rodriguista, si es que va camino a terminar con éste estado de situación fatal para nuestros pueblos. Tenemos diferentes visiones en el mundo Rodriguista, no somos un regimiento, somos voluntades, somos conciencia, somos acción. Jamás debemos pretender quitarle el derecho a nadie de sentirse Rodriguista. Nadie debe creer que es dueño del legado del FPMR y del Rodriguismo, porque todos aquellos que lucharon y luchamos, no lo hicimos para complacencia personal, sino como un legado para las futuras generaciones, es parte de la herencia histórica del tiempo que nos toca vivir, nada más que eso, no es para los egos, no es para el acomodo, es nuestro aporte para construir una sociedad sin clases en algún momento de la humanidad. Por eso nuestro llamado ante el lugar en que reposan algunos de nuestros hermanos y hermanas, a todos los y las Rodriguistas que mantienen las banderas en alto, es a sumarse a la lucha por construir esa sociedad por la que nuestros hermanos dieron sus vidas. 

Saludamos a los trabajadores que han decidido levantar una Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores. Sabemos lo difícil de estos procesos donde se deben consensuar múltiples ideas, sabemos que hay una dedicación consciente para que culmine con éxito, sabemos que existe voluntad, tenemos confianza porque esta construcción, no ha sido burocrática ni elitista, ha sido ganada en las movilizaciones constantes en las que  los sindicatos y federaciones que organizan han participado. Reciban nuestras felicitaciones y nos ponemos a disposición para lo que sea necesario, ese es nuestro deber.

Así como las fuerzas sociales clasistas se unen, las fuerzas políticas también deben unirse pero bajo algunas ideas básicas de construcción, no se necesita uniformidad, se necesita acción y teoría conjunta. No queremos juntarnos para no incidir, queremos juntarnos para la acción, estamos en deuda con nuestros pueblos, estamos en deuda con nuestros hermanos que hoy vinimos a recordar. Tenemos que probar una y otra vez hasta que resulte. No debemos convertir la UNIDAD en un fetiche, de juntarnos por juntarnos. No necesitamos pequeños grupos ni caciques, que se dediquen a contar historias solamente, lo que necesitamos es organización popular, que cultive y no renuncie jamás al uso de la fuerza popular. Estamos en una etapa donde necesitamos alfabetizarnos revolucionariamente, es una etapa de la construcción de poder popular, de instalar en la conciencia social el anticapitalismo, el antiimperialismo, el latinoamericanismo, y la lucha de clases, como única forma de emancipación de los pueblos.

Hemos venido a recordar a nuestras hermanas y hermanos mayores, nuestra felicidad y satisfacción cada año, es recordar a luchadores sociales, que se han inscrito en las páginas de la historia de la lucha social de nuestros pueblos, no hemos venido a recordar víctimas, no queremos que los victimicen, no queremos que degraden su condición de luchadores por la liberación, no queremos que le quiten la razón de su sacrificio sublime. Rodrigo, Tamara, Roberto, Ester, Ricardo, Elizabeth, Alejandro, Patricia, José Julian, Tatiana y todos nuestros hermanos, son combatientes, por la vida, la libertad y la justicia social. 

Cuanto sacrificio de Ramiro, Mauricio Hernández Norambuena. Luchador incansable, combatiente, jefe, hermano, tu consecuencia te ha mantenido lejos de nosotros, debemos revisar cuanto hemos hecho por ti. Ha sido poco. Sigue en una cárcel brasileña, en condiciones deplorables, Ramiro sufre una venganza de regímenes corruptos y explotadores, se ha sido inhumano con él, porque los valores que representa, son muy alto para que ellos puedan alcanzarlos. 

Lo mismo decimos para Ricardo y Silvia, queremos que ellos puedan obtener asilo. No tienen nada que pagar. Por el contrario somos todos nosotros los agradecidos y agradecidas por vuestro accionar.

Cada año estamos acá para tomar fuerza para seguir esta lucha sin tregua. Venimos a renovar nuestro compromiso de luchar por cambiar las cosas a favor de los más pobres. Cada año sentimos que damos un pasito. Es cierto somos lentos, a veces nos invade la desesperanza y la desidia, cada vez que eso sucede nos recordamos de todos Ustedes y de aquellos que junto a Ustedes, un poco antes, trataron de construir un proyecto popular. Tomamos fuerza de las nuevas generaciones que reclaman en las calles, por educación y salarios justos, de aquellos que no institucionalizan las luchas, de aquellos que no creen en la democracia que conocemos, porque esta ha sido muerte y explotación. Por eso decimos que en cada marcha y lucha justa están Ustedes, forman parte de nuestra herencia imborrable e imprescindible.

 

Honor y Gloria a todos nuestros hermanos caídos

Aún tenemos patria ciudadanos.

Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez.

Agosto 2018

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses