Log in

MPMR: Fin de año

A todos nuestros amigos, compañeros y hermanos. A todos los que en dura lucha mantienen las convicciones nobles de aquellos que nos han legado el deber y el derecho de buscar una humanidad con justicia social.

El año 2017 ha sido de lucha en diferentes ámbitos, aunque algunos lo traten de convertir en un año de exclusividad electoral. El gran esfuerzo desplegado por millones de hombres y mujeres, jóvenes y viejos, en miles de actividades por lograr imponer un sistema de pensiones que ponga en el centro a aquél ser humano que ha dejado la mayor parte de su vida en el trabajo para beneficio de todos. El sistema de pensiones impuesto por la dictadura y mantenido durante estos 27 años, pone en el centro, el negocio, el robo y el usufructo de los recursos que pertenecen a todos los chilenos. Con el dinero de nuestros viejos han hechos grandes negocios.

 

Los esfuerzos de los trabajadores por construir un Central Sindical que realmente represente sus intereses de clase, es otro de los hitos que muestran que nuestro pueblo lucha a pesar de los intentos por mediatizar e institucionalizar las batallas. Tenemos la esperanza que esta fuerza consecuente con la historia del movimiento obrero clasista, se levante en defensa de los trabajadores y se enfrente al capital con sus lacayos.

Hay muchos ejemplos de confrontación legítima que podríamos mostrar, pero es necesario también señalar algunos retrocesos que ha sufrido el movimiento revolucionario. La dispersión de la Izquierda Revolucionaria será quizás uno de los problemas más grave que encuentra la titánica tarea de reconstruir la herramienta que se cruce a los intentos de las fuerzas sistémicas de seguir imponiendo la brutalidad, por sobre la justicia y la dignidad. No será una tarea fácil, porque la dispersión no es un hecho casual, es parte de la política del sistema, el individualismo, egoísmo, caudillismo y egos, que han permeado a muchas organizaciones que cuidan sus espacios en una mirada para adentro, justo cuando es hora de mirar a nuestros pueblos y aprender.

No podemos dejar de mencionar la irrupción de la socialdemocracia como un hecho negativo, porque ha venido a mediatizar y contener la lucha de los pueblos, en momentos en que era necesario un empuje más radical para romper algunas ataduras. Han irrumpido para institucionalizar las demandas y reivindicaciones justas y legítimas. Han llegado para re-oxigenar la democracia burguesa e intentar “revalorizar” la república. Pero quizás lo más triste, es la actuación de ciertos sectores que inmersos en esta maniobra, intentan seguir tratando de atraernos con la ilusión de que en algún momentos las “fuerzas revolucionarias, de izquierda y anticapitalistas, se tomarán ese espacio”. Nos dicen esto cuando hemos visto como han sido engullidos, no solo sus militantes, sino también sus conciencias.

Nuestras esperanzas no están puestas en los vaivenes que el sistema les imponga a estas fuerzas de remplazo, están puestas en los esfuerzos que desplieguen los miles de militantes honestos que realmente convencidos, buscan cambios profundos y definitivos. Que ven la dignidad y la justicia social como una cuestión de futuro y no como la ven algunos, “añejas y pasadas de moda”. Que no están dispuestos a aceptar las reformitas que solamente el sistema capitalista neoliberal les permita, no están- estamos dispuestos a aceptar el NeoKeynesiamismo.

Cuando miramos nuestro continente, inmediatamente vemos que nuestros pueblos deben integrarse aún más, deben sobrepasar la diplomacia que le han impuestos las burguesías y como una estampida debemos incrementar la solidaridad de Pueblo a Pueblo. El imperialismo cada vez más agresivo, intenta oprimirnos aún más. Acá está en juego el fin de los sufrimientos permanente de nuestros pueblos y la dignidad de nuestros padres libertadores: Tupac, José, Simón, Manuel y tantos otros.

El medio oriente sufre la política imperial y sionista de crear grupos terroristas que ya han costado la vida de medio millón de hermanos de esos pueblos árabes. Siria, Libia, Yemen e Irak son algunos de los países atacados, para robar sus recursos naturales y generar la inestabilidad que permita a Israel (estado sionista) continuar con su papel de guardián de los intereses norteamericanos y seguir el aniquilamiento del Pueblo Palestino heroico. Nuestra solidaridad y profundo homenaje a toda Palestina que ha resistido, resiste y resistirá, y cuyo premio será el triunfo sobre el terrorismo sionista.

Con otras estrategias y tácticas también atacan de manera brutal al Pueblo Venezolano, que resiste la violencia que desata una derecha reaccionaria, criminal y vendepatria. Siempre estaremos dispuestos a la solidaridad total con su pueblo.

Este 2018 que llega, debe ser un peldaño más de concreciones de la escalera que nos hemos propuesto subir. El 2018 de la Unidad de la Izquierda Anticapitalista. El 2018 de la irrupción de los movimientos sociales con fuerza necesaria para los cambios.

Para todos nuestros hermanos, compañeros y amigos, deseamos que este 2018 se convierta en felicidad y avance de nuestras aspiraciones de siempre, por las cuales, muchos durante nuestra historia han perdido sus vidas, que sus familias y cercanos reciban el amor y el cariño de todos nosotros.



Feliz año 2018

De Combates y Triunfos

Con la Rebeldía de Siempre

Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez

31 de diciembre del 2017

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses