Log in

MPMR: Chile solo cambiara con el protagonismo popular en las calles

Columna  de opinión entregada por Danilo Rojas en  BIO BIO TV 10 noviembre 2017. 

Estamos llegando a final de año, también al fin del gobierno de Michelle Bachelet y si algo queda claro es que los cambios prometidos no sucedieron. Chile sigue siendo el mismo, un país sometido a un sistema capitalista neoliberal que genera injusticias por todos lados.

Los partidarios del gobierno tratan de hacer magia publicitaria para mostrar lo que llaman “la obra gruesa de su proyecto”, sus logros, lo cierto es que los chilenos y chilenas seguimos igual o peor. Es tan clara esa sensación que la inmensa mayoría de la población no ira a votar este 19 de noviembre porque están seguros de quien sea electo como presidente, seguramente algún representante de uno de los dos bloques políticos principales del sistema, harán más o menos lo mismo, como ha sido en todos los gobierno de la mal llamada democracia.

 

Nuestro país vive en una sociedad canalla, una sociedad que no se preocupa de sus niños, de sus enfermos y de sus abuelos.

Casos como el de Daniela Belén Vargas Vargas de 13 años, bajo custodia del SENAME, que muere porque unos inhumanos del Hospital de la Católica y del Ministerio de Salud, evalúan que por su precariedad social no puede ser objeto de un trasplante al corazón, es decir, por ser pobre se tiene que morir. Este es un ejemplo del Chile actual y allí están los miles de niños pobres de Chile, en el SENAME desamparados, los harapientos, muriéndose en un sistema que cada vez nos acerca a realidades casi medievales… y que decir de los que están fuera del SENAME en poblaciones populares consumiendo pasta base o como soldados de traficantes inescrupulosos, cero posibilidades de aspirar a un trato y una vida digna.

La situación de los abuelos, con este sistema de pensiones, (las AFPs) es parecida, la mayoría de los miembros de la tercera edad tienen un futuro de pobreza y precariedad total. Quien puede vivir con pensiones de $150.000 mensuales, muchos terminan abandonados en la calle o amontonados en las postas de salud.

A propósito, el sistema de salud es un asco, listas de espera, falta de especialistas y hospitales y un largo etcétera, como es posible que los enfermos terminales o de enfermedades catastróficas tengan que salir a la calle a pedir ayuda por sus vidas y más encima son reprimidos. El eslogan patrio es claro, si tienes plata, tienes salud y vida, si eres pobre o precario, te jodiste

Una sociedad basada en el lucro, en la competencia enfermiza, en un individualismo hedonista y en la ausencia de solidaridad y hermandad, en el desprecio por la vida, es una sociedad canalla, o sea en buen chileno, es una sociedad de mierda. Mientras unos pocos ricos o mega ricos, tienen todo, hacen sus fiestas con la plata de todos los chilenos en paraísos turísticos como los administradores de las AFPs, el chileno común y corriente vive al tres o al cuatro y los más pobres simplemente son desechables, son solo cifras, menores a cero.

Por otro lado la represión a los que luchan es brutal, el sur esta militarizado y se hacen montajes burdos por policías corruptos para culpar de una falso terrorismo al pueblo mapuche que pide autonomía, como también lo está pidiendo el pueblo Rapa Nui. Y que decir los inmigrantes pobres que están siendo tratados como esclavos en el campo o en la propias ciudades con sueldos de hambre, hacinados y denigrados, desamparados de la ley.

Este es el Chile mejor que prometió el gobierno y que ahora también prometen los sinvergüenzas de la derecha, afortunadamente muy pocos les creen, salvo los que viven en el clientelismo político.

Esta realidad tan charcha no se cambiara con una bancada parlamentaria buena onda.

De que sirve para cambiar Chile unas supuestas voces críticas en el parlamento corrupto, de nada o de muy poco.

El único camino de cambio real es organizarse, salir a la calle, exigir desde la rebeldía y la protesta cambios verdaderamente de fondo, de paso exigir por la fuerza que se vaya toda la corruptela que está matando Chile.

A propósito de los 100 años de nuestra inmortal Violeta Parra, con su sabiduría popular nos mostraba el camino.

Decía refiriéndose a los mapuche:

 “Ya no son los españoles los que les hacen llorar, hoy son los propios chilenos, los que les quitan su pan”.

Sobre los Presidentes decía:

“Miren como sonríen los presidentes, cuando le hacen promesas al inocente”.

Y en canción “La Carta” Violeta sentencia

“Los hambrientos piden pan, plomo les da la milicia”,

Parafraseando al  Guerrillero Heroico escribia:

“Me abrigan las esperanzas, que mi hijo habrá de nacer, con una espada en la mano, y el corazón de Manuel”

Hoy en este país nada de fondo ha cambiado y sin lucha y movilización social rupturista nada cambiará.

Después de las Elecciones cambiaremos las moscas, pero quedara la misma putrefacción dirigencial, el mismo modelo y los mismos operadores políticos corruptos.

El Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez nuevamente pone sobre la mesa la concepción de lucha rupturista y decidida para lograr cambios reales al servicio de las grandes mayorías de chilenos. Solo la movilización y el combate organizado y de millones nos permitirá mellar y derrotar el modelo imperante.

Porque a Chile le hacen falta conquistas de fondo, conquistas de millones, organizados y en lucha.

Porque a Chile sin duda le hace falta un sello Popular.

CON LA REBELDIA DE SIEMPRE

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses