Log in

CASA BOLÍVAR Y EL LIBRO DEL MAR

Columna entregada por Roberto Muñoz en Bio Bio Tv. 12 de mayo.

Recientemente, en la ciudad de La Serena, nuestra organización Casa Bolívar realizó gestiones para que en el colegio Carlos Condell, ubicado en el popular sector de Las Compañías pudiese darse a conocer el llamado Libro del Mar.

Esta acción la realizamos en respuesta a la solicitud de la dirección del plantel educativo que precisaba material que presentara una visión e interpretación alternativa respecto a lo que en nuestros establecimientos de enseñanza se entrega respecto a la llamada Guerra del Pacífico, que cada vez más se viene interpretando como Guerra por el Salitre, que enfrentó a chilenos, peruanos y bolivianos. 

Esta iniciativa, estaba enmarcada en una actividad pedagógica en un medio social en que la presencia de comunidades migrantes, como en varias ciudades de nuestro país, se viene convirtiendo en una realidad indesmentible, por lo que se hace necesario tratar estos hechos históricos en toda su magnitud y con una visión de futuro -en el camino de la integración regional- y aportando a la perspectiva de la gestación de una verdadera unión de pueblos con objetivos comunes. 

 

En esta tarea nos hemos identificado y hacemos esfuerzos como Casa Bolívar, en informar y apoyar abiertamente el anhelo del pueblo boliviano de retornar en justicia y con soberanía a un espacio territorial en las costas del Pacífico, que desde el 14 de febrero de 1879 perdiera el hermano país andinoamazónico, a causa de una guerra orquestada y organizada por los sectores oligárquicos chilenos que por esos años sufrían una de las primeras crisis económicas a nivel global, y que como solución vislumbraron el hacerse de estos territorios, como también en el sur atacar y ocupar la Araucanía, hasta ese momento viviendo una vida relativamente independiente de la del resto del país.

Esto no lo decimos nosotros, sino historiadores como Luís Ortega y el premio nacional de historia Jorge Pinto Rodríguez en una serie de trabajos al respecto. 

Fueron los Ossa, Cousiño, Subercaseaux, Edwards, Matte, junto a los Larraín, entre otros, los que se beneficiaron de esta aventura guerrera y; por otro lado, los sufridos combatientes de los sectores populares los que luego de la victoria se reconvirtieron en obreros pampinos y debieron sufrir los rigores de la explotación capitalista, con saldos incontables de muertes y sufrimientos como la masacre de la Escuela Santa María de Iquique en 1907.

A nosotros los chilenos, en el colegio sólo se nos dice   a grosso modo que Bolivia nunca tuvo mar, que está todo solucionado - no hay temas pendientes- que hay un Tratado de 1904 firmado por ambos países y que por lo tanto está todo zanjado; eso es lo que habla el Gobierno chileno, y no explica las razones de fondo: que esto corresponde a los intereses económicos de una oligarquía que ha profitado por generaciones del trabajo del pueblo pobre chileno, que desde 1830 al vencer los conservadores a los pipiolos de Ramón Freire, hicieron caer un oscuro manto de dominación, y de la mano del gestor de esta república de terratenientes y comerciantes Diego Portales, lograron conformar un estado que ininterrumpidamente, salvo brevísimos momentos, aseguraron para estos sectores la posibilidad de elaborar un discurso hegemónico que permea a todas las capas de la nación.

Es este estado oligárquico, actualmente en crisis innegable, el que determina las formas de pensar y actuar de todo el aparato gubernamental y que con una soberbia escandalosa se permite negar razones evidentes de la necesidad de instalar otras formas de pensar y actuar en el día de hoy. 

Esto es de interés para las chilenas y chilenos que sufren la pérdida de soberanía casi absoluta en el plano económico, como es la propiedad de los principales recursos naturales, tanto del cobre, litio y otras riquezas mineras, la enajenación del mar de Chile a manos de siete familias ligadas a lo mas rancio de los poderes políticos en el congreso, la contaminación indiscriminada de las llamadas áreas de sacrificio producto de la instalación de grandes faenas mineras, polución de fiordos, canales y bahías con la crianza de salmones, el robo de las aguas para uso de la también contaminante agroindustria, destinada a la exportación, dejando a decenas de ciudades y pueblos sin agua para consumo humano, la pérdida de áreas forestales naturales originarias por la plantación de cientos de miles de hectáreas con la plaga del pino destinado a celulosa y que ha causado una de las mayores tragedias ecológicas de la historia recientemente, producto de incendios que quizá pronto se descubra su causa intencional y criminal, etc, etc…en fin con la usurpación de los bienes comunes para beneficio de esta oligarquía que en contubernio con la clase política, corrupta y cómplice, impide que nosotros los chilenos nos demos una constitución que refleje nuevas formas de organización social, en la que al fin obtengamos los beneficio que por derecho merecemos. 

Esta vieja oligarquía, ligada a los empresarios capitalistas de nuevo cuño, como los Luksic, Angelini, Said, Paulmann, que han invadido el país y ocupado el territorio para su provecho familiar y pobreza de las grandes mayorías, son los mismos que venden y entregan la soberanía a factores externos y que niegan la posibilidad de encontrar caminos al diálogo y el entendimiento entre pueblos, porque ven en esta potencia popular reprimida a su mortal enemigo. 

Para nosotros, portadores de un planteamiento liberador y anti oligárquico, tiene importancia crucial el establecer vínculos con los pueblos y gobiernos que van en camino de transformar radicalmente sus destinos, aún más considerando que hay razones para entender sus planteamientos y que en definitiva esta solución posible de imaginar, nos permitirá tender puentes que fortalecerán el futuro entendimiento y el camino de generar la Patria Grande que es el destino indiscutible de los que seguimos el ejemplo de los libertadores americanos. 

Es por todo esto que, en la medida de nuestras capacidades, continuaremos permitiendo y siendo facilitadores de la voz y las aspiraciones de un pueblo hermano, que, con voluntad e imaginación encontraremos el camino del diálogo de pueblo a pueblo, que permita reencontrarnos como hermanos que somos en un destino común.

Last modified onMiércoles, 17 Mayo 2017 07:16

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses