Log in

Alfonso Ossandón, gestor de la entrega del Libro del Mar boliviano en colegio: “El acento está en la convivencia escolar”

Eldesconcierto…..

Acusando intencionalidad política y aprovechamiento, el jefe de comunicaciones del colegio Carlos Condell de La Serena explica cómo y por qué se distribuyó el polémico Libro del Mar de Bolivia y acusa que “nadie se fija en que para una buena convivencia es necesario ver desde el otro lado”.

Lo que empezó como un proyecto escolar terminó con el colegio Carlos Condell De la Haza en el ojo del huracán: sumarios administrativos, publicaciones en Twitter de Evo Morales y cientos de comentarios en redes sociales y notas web. El colegio municipal mixto de casi ochocientos estudiantes llegó a todos los medios de comunicación gracias a un proyecto de desarrollo web que incluía la entrega del polémico “Libro del Mar”, la publicación creada por el estado boliviano para explicar sus argumentos en la demanda marítima contra Chile.

En el origen de todo está el encargado de comunicaciones del colegio, militante del Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez (MPMR), Alfonso Ossandón Antiquera. En entrevista con El Desconcierto, el periodista descarta que la entrega del libro sea parte de una operación de inteligencia y apunta a la tergiversación política de algo que fue tan sólo un proyecto para la convivencia escolar.

 

¿Cómo surgió la idea de trabajar con el Libro del Mar de Bolivia?

El 7% de los estudiantes de este colegio es extranjero. Tenemos estudiantes de origen colombiano, dominicano y boliviano. Ellos son parte importante de nuestra comunidad y en el Mes del Mar es especialmente complicado con los estudiantes de Bolivia y decidimos atender el problema de la violencia escolar y el bullying hacia ellos. Hay que decir que también tenemos problemas de racismo y xenofobia hacia los otros estudiantes en general. Desde la dirección nos preguntamos cómo hacernos cargo de esto y concluimos que nace por un problema histórico observado sólo desde la historia de los vencedores. Quisimos abordar la otra cara para entregarle elementos a cada grupo curso para que vieran que, más allá de un conflicto de altas esferas como Cancillería y elementos geopolíticos, que ya se abordan en octavo básico, lo importante es la sana convivencia.

¿La entrega fue aprobada por los directivos escolares?

Primero, el equipo directivo siempre supo que en su distribución aquí está a cargo Casa Bolívar. Empezamos a hacer circular los textos primero entre los profesores de historia y quienes trabajan en el área de integración escolar. Además, en el contexto del taller de periodismo, donde se estaba trabajando en una página web, se analizó este y otros conflictos, como el de Siria, por ejemplo. También nos reunimos con el Centro de Apoderados y les explicamos el proyecto, que buscaba construir una cultura de paz y encuentro entre los estudiantes, algo vital para trabajar en el sector en el que se ubica el colegio, que es Las Compañías, donde el entorno tiene mucha violencia y problemas de drogas.

¿Cuál fue la reacción de los apoderados?

No hubo ningún problema. Aquí el acento está en la convivencia escolar y el buen vivir. Ahora, respecto al trabajo con el libro en sí, los profesores de historia estaban impactados con los mapas antiguos en los que se ve Bolivia con acceso al mar. Hay que resaltar que en el libro no hay ofensa alguna al pueblo chileno.

¿Y cómo empezó entonces la polémica?

La página web desarrollada por los alumnos y las fotografías del trabajo con el libro llegó a la Corporación Municipal de Educación Gabriel González Videla, de la cual depende el colegio. Ellos reaccionaron de una forma muy negativa. Levantaron un sumario y pusieron un fiscal administrativo llamado Luis Tabilo. Esto generó interés en Bolivia, donde nos hicieron una entrevista en un diario llamado Cambio y luego se empezó a mediatizar. Ahora, obviamente con toda esta batahola mediática hubo comentarios negativos desde algunos apoderados. A mi me llama la atención que todo esto sea dirigido desde el Ministerio de Educación e incluso se refiera la Cancillería.

¿La Cancillería se contactó con el colegio?

Quienes pueden informar eso, que ya es un tema político, es la gente de Casa Bolívar que distribuye el libro. Para efectos de nuestro proyecto escolar, que es lo importante aquí, en la página web están los links adjuntos para la información que sobre Bolivia pone la Cancillería. Aquí se ha perdido el foco en un libro y no en un proceso pedagógico necesario. Buscamos atender un conflicto que se expresa en nuestros niños.

¿Se ha desviado esto con fines políticos?

Nuestra corporación está en tela de juicio por probidad y deudas con el profesorado en cuanto al pago de imposiciones. Aquí se obvian situaciones más complejas que las del Libro del Mar, que tienen que ver con nuestro colegio. Por ejemplo, tenemos un estándar de seguridad e infraestructura muy precario. Eso no tiene que ver con el libro sino con recursos. Estamos en un sector donde la calle es peligrosa y el colegio debiera ser aún más seguro.

¿Los niños están al tanto de la discusión que ha generado el que accedieran al libro?

Muchos de ellos sí. La presidenta del Gobierno Estudiantil, Catalina, es una de las encargadas de precisamente trabajar por la integración. Esto expresa que aquí no hay una búsqueda de coyuntura, sino que un trabajo paso a paso para mejorar lo que ocurre en el colegio. Se ha desbordado y sacado de contexto algo que nació con una intención pedagógica y ajustada a la convivencia en el aula. Acá se activó algo muy feo, casi un operativo de inteligencia. Mi nombre está en las redes sociales, en memes, como antipatriota. Se ha hecho ver mi militancia política, lo que para mi es complejo. Pero nadie se fija en que para una buena convivencia es necesario ver desde el otro lado.

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses