Log in

Natalicio de Manuel Rodríguez Erdoíza

Elrodriguista. 25 febrero 2019.

Algunos dicen que fue un 25 de febrero, otros el 24, otros el 27, pero fue a finales de febrero de 1785 que nació el guerrillero de la libertad Manuel Rodríguez Erdoíza, héroe de nuestra primera independencia que reflejó de mejor manera el sentimiento popular por la independencia de Chile.

Frase que de alguna manera expresan el espíritu de este hombre indomable quedó estampada en una de sus proclamas:

“Por mí os juro que mientras mi patria no sea libre que mientras todos mis hermanos no se satisfagan condignamente, no soltaré la pluma ni la espada, con que ansioso acecho hasta la más difícil ocasión de venganza. Os juro que cada día de demora se doblará este deseo ardiente para sacar de los profundos infiernos el tizón en que deben quemarse nuestros tiranos y sus infames, sus viles secuaces”.

Algunos relatos de una conversación con Bernardo O’Higgins, afirman que Rodríguez le abría dicho:

 “Usted ha conocido, señor Director, perfectamente, mi genio. Soy de los que creen que los gobiernos republicanos deben cambiarse cada seis meses, o cada año a lo más, para de ese modo probarnos todos, si es posible, y es tan arraigada esta idea en mí, que si fuese Director y no encontrase quien me hiciera la revolución, me la haría yo mismo. ¿No sabe que también se la traté de hacer a mis amigos los Carrera?”

Quizás el premio nobel Pablo Neruda expreso de mejor manera la admiración popular por el guerrillero en el Canto General, escrito en 1950:

“Señora dicen que donde, mi madre dicen,
dijeron, el agua y el viento dicen que vieron al guerrillero.
Puede ser un obispo, puede y no puede, puede ser sólo el viento sobre la nieve:
sobre la nieve, sí, madre, no mires, que viene galopando Manuel Rodríguez.”

Como todos sabemos en la lucha contra la dictadura un 14 de diciembre de 1983, nació el FRENTE PATRIÓTICO MANUEL RODRÍGUEZ, que tomó el nombre del guerrillero para luchar contra la dictadura terrorista de Pinochet, lo cual fue muy doloroso para los defensores de la dictadura que consideran a Manuel Rodríguez como un padre de la patria.

El odio y la admiración de los enemigos de Manuel Rodríguez en nuestra primera independencia, quedaron reflejada en la frase que recogió algún dicho popular o alguna de las múltiples expresiones culturales sobre Manuel Rodriguez.

“Aunque no me crea, atinarle un tiro a este demonio es imposible, el solo ardor de su alma derrite las balas"

------------------------------

Breve reseña de Manuel Rodríguez Erdoíza (1785-1818)

fuente Memoria Chilena.

Manuel Rodríguez es una figura legendaria en la historia chilena. Hombre acaudalado, abogado de profesión, diputado, capitán de ejército y Director Supremo. Pero ninguno de sus cargos le dio tanta fama como su trabajo clandestino durante el periodo de la Reconquista...

Manuel Xavier Rodríguez y Erdoíza es una figura legendaria en la historia chilena. Hombre acaudalado, abogado de profesión, diputado, secretario de guerra, capitán de Ejército y Director Supremo. Pero ninguno de todos sus cargos oficiales le dieron tanta fama como su trabajo en la clandestinidad, durante el periodo de la Reconquista. En múltiples ocasiones cruzó la cordillera de los Andes trayendo y llevando mensajes secretos de José de San Martín y preparando el terreno en Santiago para la ofensiva del Ejército Libertador. Llegó a ser el hombre más buscado del reino. Su biografía está llena de escenas de aventuras en las que aparece burlando a sus perseguidores una y otra vez, disfrazado de fraile o de huaso, o desnudo en la noche escabulléndose por entre decenas de soldados talaveras y cruzando a nado el río Mataquito.

No obstante lo anterior, su trabajo para la causa patriótica comenzó mucho antes de la Reconquista, luchando en las campañas del sur en 1813, exhortando al ejército y aplicando toda su locuacidad y persuasión en la prédica de los ideales independentistas entre las clases populares.

Su relación con otros caudillos de la Independencia osciló entre la alianza más estrecha y el más profundo de los odios. Trabajó codo a codo con José Miguel Carrera, de quien había sido compañero durante la enseñanza primaria en el colegio Carolino, lo cual no impidió que Carrera lo enviara a la cárcel varias veces. Con Bernardo O'Higgins, su vínculo fue aún más complejo; Manuel Rodríguez era para él un personaje muy incomodo y detestado, pero a la vez, necesario para la causa patriótica.

Manuel Rodríguez murió asesinado en Til-Til, cuando sólo contaba con treinta y tres años de edad. Su figura, romántica y popular, se convirtió en un mito que ha inspirado tanto a poetas y compositores chilenos, como a cineastas, constituyendo el tema de la primera película chilena El húsar de la muerte, de Pedro Sienna.

 

Last modified onLunes, 25 Febrero 2019 15:11

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses