Logo
Print this page

Luis Emilio Recabarren ante el paro de trabajadores del Puerto de Valparaíso (1903)

"Apenas si hace un mes, un grupo diminuto de trabajadores de mar se declaró en huelga exigiendo lo más natural del mundo: un pequeño aumento a sus escasos salarios. Pero el patrón, ese usurero empedernido, negó ese derecho a sus obreros y declaró que tenía hombres para reemplazarles. En el transcurso de estos treinta días que lleva la huelga, Valparaíso ha presenciado un espectáculo que podremos decir que es la primera vez que se ofrece con los caracteres de hoy.
Los diversos gremios de mar han ido plegándose a la huelga, paulatinamente unos tras otros, hasta dejar completamente paralizado todo el movimiento de la bahía, probando con esto que entre ellos existe un sentimiento de solidaridad que habla muy en alto de la conciencia que tienen esos trabajadores de sus deberes de compañerismo y han dado un solemne mentís a las compañías de vapores que despreciaron el movimiento huelguista.
Después de veinticinco o más días de huelga tranquila, soportando la terquedad patronal, la negativa injustificada, del hambre y la miseria en sus hogares, esa falange de trabajadores pidiendo justicia, no pudieron soportar más la tiranía desmedida de unos cuantos burguesotes que han mantenido sin pan a más de tres mil hogares. Perdió la paciencia, salvó los prejuicios de antaño y se lanzó con paso vengador a hacer justicia práctica, a castigar a sus verdugos y a los explotadores".
(Luis Emilio Recabarren escribía sobre la huelga de los portuarios de Valparaíso, hace 115 años, en 1903)

Template Joomla . El Rodriguista.cl Todos los derechos reservados.