Log in

John McCain: de falso héroe a criminal de guerras en serie

Nazanín Armanian (En Rebelion.org)

 “John McCain era un héroe estadounidense, un hombre de decencia y honor y un amigo mío”. Así homenajeó el supuesto “socialista” del Partido Demócrata Bernie Sanders al senador republicano, revelando que los estadounidenses y el mundo entero tienen un serio problema si hasta el ala izquierda del Partido Demócrata es igual de belicista y embustero que el ala de extrema derecha del Partido Republicano. En realidad, la mayoría de las guerras de EEUU contra otras naciones la lanzaron los presidentes demócratas cuando los republicanos eran “aislacionista”. Eso sí, comparten la idea de que “Dios salve América” y que el resto de la humanidad, que no son más que Untermensch «subhumanos» y daños colaterales de infames intereses de las élites gobernantes.

El sentimentalismo reaccionario que ha invadido la prensa por su muerte, impide que se le reconozca a McCain como uno de los políticos más siniestros de las últimas décadas de EEUU, y eso dice mucho de él en un país con el culto a la guerra, y a cuyos presidentes se les valora por el número de sus agresiones militares contra otras naciones.

 

A John McCain le otorgaron el título de “héroe” en 1973 cuando fue entregado a EEUU por Vietnam en un intercambio de prisioneros. Había sido capturado en 1967 cuando su avión de combate, después de realizar 23 misiones de bombardeo, fue derribado por el ejército vietnamita, cayendo en lago de Hanoi. Fue rescatado por el señor On, un guardia de seguridad de una fábrica de bombillas. La misma gente cuyas vidas destrozó bajo sus bombas, le cuidó de sus heridas y le devolvió a su país sano y fuerte.

Durante la guerra, EEUU arrojó siete millones de toneladas de bombas, 100 000 toneladas de sustancias químicas, como el agente naranja, matando a cinco millones de vietnamitas, y dejando con graves secuelas a otros 3 con los efectos del napalm. Los héroes eran personas como On, que no un despiadado individuo que se convertirá con honores al candidato a la presidencia de EEUU.

Un niño vietnamita con el cuerpo completamente quemado por el efecto de un bombardeo de napalm, en brazos de su padre, en una foto de marzo de 1964.

El falso héroe

Si la superpotencia fue derrotada por aquella pequeña gran nación ¿Qué acto heroico habían hecho soldados como McCain? Si ir a matar a personas desconocidas con el riesgo de perder la vida es heroísmo, más héroes fueron Hitler o Gengis Kan por la cantidad de cadáveres que dejaron a su paso. Pero, John no era cualquier soldado, sino el hijo del almirante al mando de la Flota del Pacífico, John S. McCain, que para más inri habia sido pillado cooperando con el enemigo vietnamita deshonrando a la saga: Según el periodista estadounidenses Douglas Valentine, tres días después de su captura, yendo más allá de “cantar” informaciones, pasó secretos militares sensibles a las milicias bajo el mando de Ho Chi Minh. En 4 de junio de 1969, un cable militar concluía que “Songbird is Pilot Son of Admiral” (el pájaro cantante es el hijo piloto del Almirante”, según el diario digital Counterpunch en 2008. Como resultado EEUU tuvo que suspender algunos bombardeos. Quizás, esto fue lo único positivo que hizo este personaje en toda su vida. El redactor del New York Times y galardonado con un Pulitzer Sydney Schanberg afirmaba que John McCain y también John Kerry hicieron todo lo posible para bloquear cualquier investigación de los archivos del Pentágono sobre los prisioneros de guerra en Vietnam.

El villano de seis guerras

Pasó de ser militar a político, para desde el Congreso y luego el Senado atacar a los sectores más pobres de su país y también al resto del mundo, utilizando sus medallas de héroe de guerra.

Mientras recibía los mejores cuidados por el cáncer que padecía, luchó contra La Ley de Cuidado de Salud Asequible (Obamacare), privando el acceso a las mínimas atenciones sanitarias a 22 millones de sus compatriotas, y encabezó la campaña en favor de las sanciones económicas contra Siria, que incluían el suministro de medicamentos básicos a la población. Las guerras que apoyó, mataron a cientos de miles de personas y hirieron a millones, sin que pudieran recibir un analgésico.

Manipuló a su audiencia, con un discurso en contra de las torturas: se oponía a dichas brutalidades, decía, sólo si las realizaba la CIA, que no el ejército. En 2009, Obama aceptó la propuesta de McCain, y dio carpetazo a la demanda de enjuiciar a los oficiales de la CIA implicados en el escándalo de las torturas (como las de Abu Ghraib y Guantánamo), por haber sido realizadas de acuerdo con las leyes del régimen de Bush; se trataba del ahogamiento en el agua (submarino), el “muro” (golpes repetidas contra las paredes), privación de sueño, desnudez y encerrar en ataúd durante horas, etc. Todos sabían que un preso torturado proporciona información falsa para dejar de sufrir aunque sean unos instantes, por lo que el objetivo de las torturas eran simplemente pedagogía del terror por unos sádicos: por eso exhiben el Guantánamo, y lo mantienen abierto.

McCain, en defensa a los intereses de la industria militar que alberga su estado natal, Arizona, -como Boeing, Raytheon, Lockheed Martin o General Dynamics-, hizo apología de guerra cuanto pudo, y participó activamente para desestabilizar Líbano, Granada, Panamá, Nicaragua, Irak, Somalia, Bosnia, Kosovo, Afganistán, Libia, Siria, e Irán.

Algunos de sus crímenes de guerra

En África: Bajo el pretexto de la “guerra contra el terror” propuso enviar tropas a Mali, Sudan (donde su esposa Cindy ha tenido importantes negocios), derramó lágrimas de cocodrilo por las “niñas secuestradas de Nigeria” , hasta que el gobierno de este país se sometió al chantaje “humanitario” y autorizó una base militar de EEUU.

Yugoslavia: Su insistencia en atacar un país europeo por la “cuestión de Kosovo” levantó tanta sospecha que Washington Post, el 7 de abril de 1999, la vinculó con sus aspiraciones presidenciales. Respaldó a los “yihadistas” del Ejército de Liberación de Kosovo, “estado” que hoy alberga la segunda mayor base de EEUU en el mundo. Desmantelaron el último gobierno socialista de Europa.

Afganistán: McCain, que seguramente sabía quién y qué estaba realmente detrás del 11S, apoyó el bombardeo, la invasión y la ocupación del país más estratégico del mundo, que ha dejado millones de muertos, mutilados y refugiados.

Irak: A sabiendas que Saddam Husein no tenía armas de destrucción masiva, conspiró, más que Bush, contra uno de los países más desarrollados árabes.

Imágen de las torturas en la prisión de Abu Ghraib

Encabezó una campaña en favor de las criminales sanciones contra esta nación mientras animaba a más bombardeo a las infraestructuras del país en 1991 y en 2003, que dejaron cerca de 5 millones de muertos y mutilados, y 14 millones de desplazados y refugiados. A pesar de que los soldados estadounidenses también estaban cayendo a miles, pidió a Bush el envío de más tropas a Irak: 300.000 soldados y decenas de miles de contratistas, le parecían poco. La prensa llamó la “Doctrina McCain” a la política de aumentar las tropas en Irak.

Libia: El 14 de agosto de 2009, McCain se reunió con Gadafi en Trípoli para venderle armas. Después de la reunión, afirmó haber pasado “una tarde interesante con un hombre interesante“. Dos años después, pidió su eliminación del poder, porque tenía “sangre estadounidense en sus manos“: no es que no se acordara que el atentado de Lockerbie sucedió en 1988, sino que veía mayores ganancias para las empresas armamentísticas en una gran guerra. En abril de 2011, entró ilegalmente en Libia, para reunirse con los veteranos “yihadistas”, organización internacional de mercenarios, fundada por la CIA. Propuso a Obama una invasión terrestre del país y reconocer un gobierno en exilio, compuesto de los mismos terroristas que mataron tanto a Gadafi como al propio embajador de EEUU, Christopher Stevens. Obama lo rechazó: un país en guerra es un negocio más rentable.

Ucrania: con el objetivo de provocar tensión con Rusia y sabotear cualquier política de “coexistencia pacífica” con este país – el único con la capacidad militar de enfrentarse a EEUU-, McCain participó en el diseño del golpe de estado del febrero de 2014, organizado por los neonazis, que derivó a la guerra que ha destruido la vida de millones de ucranianos. En esta línea, fue un firme defensor de la integración de Georgia y Ucrania en la OTAN, a pesar de la reticencia de los generales más belicistas.

Siria: McCain fue el impulsor de “sacar a Asad del poder”, desintegrar Siria, y desmantelar el tercer estado árabe, y de paso, servir a los intereses de Israel.

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses