Log in

Preocupación en Argentina por modificaciones electorales de Macri

Texto: United Press International – Argentina

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), expresó su preocupación las reformas electorales del gobierno del empresario presidente Mauricio Macri, y ad portas de las elecciones primarias del próximo 11 de agosto.

Mediante un comunicado la organización de derechos humanos expresó “nuestra alarma ante sucesivos acontecimientos que ponen en peligro conocer a ciencia cierta los resultados reales de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) nacionales del próximo 11 de agosto, la primera vuelta en octubre y en noviembre de este año.

Ya desde fines del año pasado el Gobierno Nacional tomó la decisión de prescindir del Correo Argentino para trasladar los telegramas a los centros de cómputos, impidiendo de esa manera que se pudiese controlar y verificar la votación de forma transparente. Es más, el Gobierno pretendió eliminar los telegramas y no quedase constancia en papel del resultado en cada mesa, lo que fue rechazado por la Cámara Nacional Electoral.

 

Ahora bien, no son sólo éstas las medidas tomadas a último momento que han cambiado las reglas de juego, y ponen en peligro y en cuestión la transparencia del resultado de la voluntad popular. En mayo se promulgó una nueva Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos que permite a las empresas, aún las de capital extranjero, aportar dinero a campañas electorales, y prohíbe los aportes de sindicatos. En junio intentaron directamente suprimir las PASO con el pretexto de ahorrar gastos del presupuesto. 

A todo esto, hay que sumarle que, si bien es cierto que el Gobierno Nacional hizo una licitación pública para reemplazar el sistema INDRA y el servicio del correo, la empresa seleccionada fue SmartMatic, conocida por varios antecedentes de irregularidades en elecciones efectuadas en países de cuatro de los cinco continentes, por lo que no entendemos cuál fue el motivo real de esta contratación.

Tal como se viene haciendo en todos y cada uno de los procesos electorales de 1983 a la fecha se sometió a prueba, el pasado 29 de junio, el sistema creado por SmartMatic para llevar adelante el escrutinio provisorio de las elecciones 2019 en nuestro país, con el resultado de un rotundo fracaso del simulacro de escrutinio y trasmisión de datos. En esa oportunidad, sobre 11.000 telegramas se lograron transmitir con éxito alrededor de 3.400, demostrando la improvisación e irresponsabilidad de tratar de implementar un nuevo sistema de trasmisión de resultados a cargo de una empresa de dudosos antecedentes internacionales. El Gobierno Nacional eligió a SmartMatic, que evidentemente no funciona, y dejó de lado a INDRA que desde hace 20 años estaba a cargo del ingreso de los datos en el escrutinio, un sistema con buenos resultados, no objetado por nadie.

Pero aún hay más, hubo una segunda prueba el 20 de julio pasado que, si bien mejoró en resultados la transmisión de los telegramas, sigue dejando dudas respecto a la transmisión fidedigna de datos. Tras esos resultados fueron varios los apoderados que hicieron presentaciones al respecto y pidieron mayores garantías a la Cámara Nacional Electoral que hoy están siendo analizadas. Además, manifiestan que se estaría incurriendo en la violación del artículo 108 del Código Nacional Electoral que garantiza la posibilidad a las agrupaciones políticas de llevar a cabo actos de control sobre los procesos informatizados.

Las principales falencias detectadas refieren a que existe gran cantidad de escuelas que carecen de conectividad por lo que no pueden transmitir datos; falla en la trasmisión de datos; aspectos del procedimiento de digitalización de los telegramas y de la transmisión de resultados. Esas situaciones ponen trabas a los partidos para fiscalizar el resultado electoral y existen una serie de cuestiones técnicas no resueltas, como la extensión con que se trasmiten los archivos que dificultan la cadena entre la transmisión de la imagen generada por el sistema y la exhibida a los operadores.

Finalmente hacemos notar que este estado de situación implica una amenaza de vulneración a los derechos que reconocen tratados internacionales de derechos humanos con jerarquía constitucional. Así la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que: “La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas...” (Artículo 21, inciso 3). Por su parte, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, reconoce el derecho de votar en elecciones periódicas auténticas que “garantice la voluntad de los electores” (art. 23, inc. b). 

Por todo ello, la APDH manifiesta y expresa su preocupación. Exhorta a la Cámara Nacional Electoral y a todos los actores y sectores afectados por el Estado a garantizar la transparencia del proceso electoral. Además, pide que se articulen todas las medidas necesarias para avanzar en un proceso electoral inobjetable y que dé un resultado unívoco e inequívoco que refleje la verdadera opinión del pueblo en las urnas. Reclamamos, por lo tanto, la garantía de transparencia en las PASO y la vuelta al sistema anterior para la primera y la segunda vuelta”, concluyó el comunicado de la APDH.

Las elecciones primarias del 11 de agosto serán una clara antesala de los resultados de las generales del 27 de octubre, y en las que se medirá el actual mandatario con numerosos contendores de la oposición, incluyendo a la fórmula que integra como aspirante a la vicepresidencia la ex mandataria Cristina Fernández, y que podría reemplazarlo en el gobierno.

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses