Log in

Padres y Apoderados del Liceo Javiera Carrera se refieren al tema de la violencia y la represión en los establecimientos de Santiago

Elrodriguista. 25 junio 2019.

Publicamos una declaración del Centro de Madres, Padres y Apoderadxs del Liceo 1 como reflexión sobre la violencia y represión que viven diariamente las jóvenes estudiantes.

DECLARACIÓN PÚBLICA CEPA JAVIERINAS DIGNAS
Centro de Madres, Padres y Apoderadxs por Javierinas Dignas.
Liceo 1 Javiera Carrera.
Esta opinión está dirigida a las y los apoderados del Liceo 1
Queremos junto a Ustedes reflexionar sobre los últimos acontecimientos ocurridos en nuestro establecimiento, a raíz de las declaraciones y comunicados que se emiten, alejados de la realidad y la verdad. Queremos invitar a reflexionar sobre un tema en particular, la violencia y la represión.

 

Hablar de violencia y violentas, vandalismo y vandálicas, no hace más que contribuir a la criminalización de todas nuestras hijas. Dan cuenta de la violencia instalada en nuestra sociedad, con cero autocrítica, dirigiendo las agresiones y concentrando el conflicto en las alumnas.
Podrán seguir hablando de los efectos que genera una violencia institucionalizada, pero si no se solucionan las causas que la genera, pasarán los años y el escenario no cambiará. Claro, quienes así se manifiestan pueden tener la aspiración de que las acciones y movilizaciones que realizan nuestras hijas sean enfrentadas con represión y más represión, con sanciones disciplinarias, académicas, Aula Segura y otras de las cuales hace gala el RICE, reglamento escolar impuesto sin participación de la comunidad escolar.
Y por otro lado, dejarlas a merced de fuerzas policiales, como fuimos testigos en el último desalojo donde demostraron al punto que están dispuestos a llegar (100 efectivos, con escudos palos, bombas lacrimógenas, en posición de ataque. Más de 22 carros policiales, entre ellos 2 lanza aguas y 2 lanza gases) que si no hubiese sido por la intervención de apoderadas, tendríamos que haber ido a buscar a nuestras hijas a las comisarías, golpeadas y vejadas, estamos hablando de una policía militarizada.
La violencia no es una palabra que puede ser tratada sin rigor y con liviandad, porque no aporta a la solución de los problemas, sino que los pone en la dinámica de la molestia y la rabia, perjudicando sin dudarlo a todas nuestras hijas. El lenguaje genera realidades muchas veces distorsionada. No es hora de indecisiones, ante la actual realidad en la comunidad escolar, nosotros nos ponemos al lado de nuestras hijas sin ninguna vacilación, asumiendo los costos que de ello se desprendan.
Una de las cosas que genera violencia es la manipulación y la distorsión, que termina teatralizando, exagerando y exacerbando las situaciones en las que se ven comprometidas nuestras hijas. Por ejemplo, se habla de la “extrema violencia” de las estudiantes, esto se ha repetido por más de un año, pero no existe ningún profesor físicamente agredido, constatación de lesiones o denuncias en fiscalía, tampoco existen daños que puedan ser considerados graves, por el contrario, las estudiantes del Liceo 1 Javiera Carrera han sido ejemplo en las movilizaciones que han participado. No aceptamos que se trate de situar la violencia a un mismo nivel, porque es inmoral y matonesco. Por un lado está el poder administrativo que castiga y por el lado de las estudiantes no existe esa posibilidad. La realidad es que hay niñas con sus uniformes y uniformados entrenados militarmente, físicamente preparados, con protecciones en todo el cuerpo, además de escudos, armas y bastones para golpear.

Sería ridículo tratar de empatar, independientemente de las causas. Esto es manipulación de la información, de lo que realmente sucede. También, nos llama la atención que se persiga permanentemente a las estudiantes acusándolas de todas las cosas que ocurren en el Liceo, pero ninguna mención sobre la violencia y represión policial que hemos sido testigos. Es evidente que ésta manipulación y distorsión de los hechos va en el sentido de avalar las políticas más reaccionarias del conservadurismo. Pareciese que se está en “Guerra Contra las y los Estudiantes”, y en las guerras se ha validado, mentir, manipular y reprimir.
A nosotras y nosotros no nos preocupa que existan varias organizaciones de apoderad@s, lo que nos preocupa son los objetivos que tienen cada una de éstas. Los colectivos humanos son diversos y se van uniendo por afinidades, eso es normal. Lo complejo es cuando tenemos distintos y lejanos objetivos, cuando no estamos ahí y nuestras hijas nos necesitan. Cuando se pone la burocracia antes que la educación, cuando permanentemente maltratan a nuestras hijas, cuando se criminaliza a las estudiantes y se las discrimina, los que avalan estas conductas reiteradas o se omiten de condenarlas, entonces no tienen cabida en nuestra comunidad.
Lo que ocurre en el Liceo 1, está ocurriendo en importantes liceos de la Comuna de Santiago, no es casualidad o porque las y los Estudiantes sean “intrínsecamente perversos”.
Existe una política destinada a crear robots, autómatas, que no piensen, que no sean cuestionadores de las malas conductas que existen en la sociedad, y en sus comunidades escolares.
“Nuestras hijas no están solas”
Por Una Educación Pública de Excelencia, Digna y
Sin Represión
Centro de Madres, Padres, apoderadas y apoderados
Javierinas Dignas.

 

Last modified onMartes, 25 Junio 2019 23:43

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses