Log in

Argentina: Procesos preventivos de crisis como excusa para flexibilizar

Texto: United Press International – Argentina.  5 marzo 2019.

Los procesos preventivos de crisis aumentan y como excusa para flexibilizar el empleo y permitir una mayor precarización de los trabajadores.

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), destacó que en los últimos tres años (2016, 2017 y 2018) el impacto negativo de la actividad económica se hizo sentir en un número importante de empresas que entraron en procesos preventivos de crisis, concurso preventivo de acreedores y quiebras.

“Con carácter previo a la comunicación de despidos o suspensiones por razones de fuerza mayor, causas económicas o tecnológicas, que afecten a más del 15 por ciento de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores; a más del 10 por ciento en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5 por ciento en empresas de más de 1.000 trabajadores, deberá sustanciarse el procedimiento preventivo de crisis previsto en este capítulo”, señala el artículo 98 de la Ley de Empleo, N° 24013.

 

Sin embargo, el CEPA precisó que lejos de propiciar el sostenimiento del empleo en un contexto de caída de la actividad, los procesos preventivos de crisis están oficiando sólo de protocolo administrativo para autorizar despidos. No están cumpliendo el objetivo de propender a la resolución de los problemas de fondo en materia de viabilidad económica, cuidando los puestos de trabajo como objetivo en última instancia.

Agregó el Centro que esta lógica se ubica en línea con la desjerarquización de la política laboral a partir del pasaje de Ministerio a Secretaría, y con la aplicación de una política pro empresarial explicita que se manifestó en el veto de la ley antidespidos en 2016 y en el abandono de mecanismo protectores como los subsidios al empleo (REPRO), por mencionar sólo dos hechos relativos al tema del informe.

La herramienta de los procesos preventivos de crisis es una forma de avance en “reconversiones” y ajustes que las grandes empresas buscan aplicar, ante la imposibilidad que el ejecutivo encuentra en el tratamiento parlamentario de una legislación reducida en derechos laborales, la reforma laboral. Distintos sindicatos han advertido esta segunda intención que las grandes empresas persiguen al presentarse en la Secretaria de Trabajo: la búsqueda del visto bueno gubernamental para ajustar.

Hace pocos días, la empresa Coca-Cola Femsa Argentina emitió un comunicado en el que aseguró que atraviesa “una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de readecuar su estructura de trabajo. La Compañía presentó un procedimiento preventivo de crisis (…)”.

Pero la dirigenta del Nuevo MAS (Movimiento al Socialismo), Manuela Castañeira, replicó “no le creo a Coca Cola que está en crisis, no le creo a Fate (empresa argentina de fabricación y exportación de neumáticos) que está en crisis, que muestren los libros si eso es así. Son preventivos de crisis truchos (falsos) para pasar reformas laborales por empresas, para ajustar”.

Y el Sindicato de Camioneros acusó “un preventivo de crisis falso”. “El sindicato ya venia reclamando en contra del trabajo informal. La rama de aguas y gaseosas se declara en estado de alerta y movilización en rechazo a esta medida que toma una de las empresas más beneficiadas por el gobierno actual”, denunció,

Castañeira en tanto, puntualizó que “crisis es la de los trabajadores que no llegan a fin de mes, crisis es no pagar la boleta de la luz, es no poder pagar el colectivo, hacerte un tramo de 20 cuadras a tu lugar de trabajo caminando para ahorrarte el boleto de colectivo”, enfatizó.

 

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses