Log in

El uribista Iván Duque es el nuevo presidente de Colombia

*Resumen Latinoamericano/ 17 de junio de 2018.

El boletín 12 emitido por la Registraduría aventaja al candidato del uribismo Duque con un 53,95 por ciento de los votos mientras que Petro tiene el 41,83 por ciento.

El candidato del uribismo Iván Duque es elegido el nuevo presidente de Colombia al obtener el 53,95 por ciento de los votos mientras que Gustavo Petro obtuvo el 41,83  por ciento.

Unos 19.411.268 de colombian@s participaron en la segunda vuelta para elegir al próximo presidente de Colombia, entre Gustavo Petro e Iván Duque, lo que representa a un 44,35 por ciento de la población.

Más de 36,2 millones de colombian@s fueron convocados a las urnas para elegir al próximo presidente de la nación entre Iván Duque, del partido Centro Democrático, y Gustavo Petro, del Movimiento Colombia Humana. El ganador asumirá el cargo el 7 de agosto y gobernará para el periodo 2018 – 2022.

En la primera vuelta realizada el 27 de mayo Duque obtuvo la mayoría de votos con 7,5 millones (39,14 por ciento), contra los 4,8 millones de votos (25,08 por ciento) de Petro.

 

La paz, el principal reto del próximo presidente

La implementación del Acuerdo de Paz con el ex grupo insurgente FARC, ahora partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, es el tema más importante que deberá enfrentar el próximo presidente de Colombia, debido al actual incumplimiento gubernamental y el incremento de asesinatos de líderes y líderesas sociales (más de 90 solo este año) y de excombatientes.

La falta de implementación del Acuerdo de Paz con la FARC afecta al sector campesino cuyos cultivos ilícitos han sido erradicados forzosamente, pese a que el pacto establece la sustitución de estos para garantizar el sustento de los afectados.

Iván Duque ha expresado su desacuerdo con parte del Acuerdo de Paz, con el cual la FARC dejó la insurgencia y se incorporó a la vida política y social del país. Mientras que Gustavo Petro prometió su total cumplimiento.

Asimismo, el nuevo mandatario deberá asumir el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el cual se encuentra en su quinto ciclo en La Habana, Cuba.

Además, el próximo mandatario de Colombia enfrenta otros grandes desafíos como el narcotráfico y la corrupción.

¿Quién es Iván Duque, nuevo presidente de Colombia?

Duque es un abogado que ejerció de asesor y cumplió labores de senador.

Principio del formulario

Final del formulario

El candidato del uribismo gobernará Colombia desde el 7 de agosto de este año hasta 2022.

El nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, del uribista partido Centro Democrático, es un conservador que aboga por bajar los impuestos y modificar el Acuerdo de Paz. Fue electo este domingo en segunda vuelta electoral en la que se enfrentó al candidato Gustavo Petro.

Nacido en la capital (Bogotá), Duque es un abogado que asumirá el próximo 7 de agosto a pocos días de haber cumplido 42 años (1° de agosto de 1976), con la intención de reformar parte del legado de Juan Manuel Santos.

 

A pesar de haber sido asesor del Ministerio de Hacienda y Crédito Público cuando Santos dirigía esa cartera, Duque ha sido un férreo opositor de su gestión.

El exconsultor de la Corporación Andina de Fomento (CAF) declaró en varias ocasiones que se debe realizar “modificaciones importantes” al pacto que puso fin a más de medio siglo de conflicto con la antigua insurgencia de la FARC.

Duque fue senador en 2014 de la mano de Álvaro Uribe, exjefe de Estado (2002-2010) y líder del Centro Democrático. 

Dado la influencia de Uribe en el partido, fundado por él, y en la política colombiana en general, algunos medios y adversarios dudan que sea Duque quien gobierne por los próximos cuatro años y su victoria significa el regreso del uribismo.

*Fuente: TeleSur

Colombia: El partido FARC y el final del proceso electoral

Declaración 

El proceso electoral que culmina el día de hoy constituye un hecho sin precedentes en la historia reciente del país. 

La ausencia de hechos de violencia, tanto el día de la elección parlamentaria, como en las dos vueltas de la elección presidencial, sumados al incremento significativo de los votantes, son indicadores de una nueva realidad que tiene su origen, entre otros factores, en el Acuerdo de La Habana. 

Lo es también el hecho de que, en esta segunda vuelta, por primera vez en nuestra historia, se hayan enfrentado dos opciones diametralmente opuestas; lo que indica que, como producto del descontento de millones de colombianos con el sistema económico y social vigente, comienza a surgir una alternativa política, distinta a las que tradicionalmente han gobernado el país. La opción de los millones de excluidos y postergados. 

Este proceso electoral es sin lugar a dudas, un paso adelante en la conciencia de un número muy importante de colombianos y colombianas que, con su participación electoral, asumen posición por el cambio y transformación social.

 

Conocido el resultado, que da como ganador al candidato Iván Duque, la Fuerza

Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), expresa su disposición a reunirse con el presidente electo, para exponer sus puntos de vista, sobre la implementación del Acuerdo de paz. 

La totalidad de las fuerzas políticas, económicas y sociales que respaldan el programa de gobierno del candidato Iván Duque, no pueden llamarse a engaños, frente a la responsabilidad que pesa sobre sus hombros en este momento histórico. Interpretar el resultado, como una patente para desconocer lo andado en materia de paz y burlar los compromisos adquiridos por el Estado, frente a la sociedad colombiana y la comunidad internacional; lo único que logrará será llevar a la nación a un nuevo ciclo de múltiples violencias; algo que las generaciones presentes y futuras jamás perdonarían. 

Es necesario que se imponga la sensatez; lo que el país demanda es una paz integral, que nos conduzca a la esperada reconciliación, basada en el bienestar social, la verdad, la justicia, la reparación integral a las víctimas del conflicto y la garantía de no repetición. Burlar ese propósito no puede ser plan de gobierno. 

Por eso, nunca como ahora, se hace más urgente la unidad de todos los sectores, que creemos en la posibilidad de un futuro distinto al camino por el que se ha conducido la nación desde la declaración de nuestra independencia. El resultado electoral de la Colombia Humana, muestra que si es posible. 

Solamente esa unidad, transformada en organización y movilización, podrá detener la tentación de los sectores más retardatarios de la política nacional, de profundizar los odios y las diferencias de todo tipo, con el único fin de perpetuar sus privilegios. 

Consejo Político Nacional, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Junio 17 de 2018.

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses