Log in

Ex titular de Unasur denuncia nueva modalidad golpista en la región

 

Texto: United Press International - Argentina

El ex titular de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), Ernesto Samper Pizzano, denunció una nueva modalidad de golpismo en la región, y que avanza peligrosamente.

Entrevistado por el diario Página 12,  el también ex presidente de Colombia dijo “con el golpe a Dilma y la prisión de Lula, lo que está comenzando contra Rafael Correa en Ecuador, lo que se vivió en Colombia con la derrota del plebiscito por la paz, nos lleva a pensar de que la restauración conservadora que viene en camino en la región no viene por las buenas, utilizando canales institucionales o democráticos, sino que viene a través de estos poderes que son actores políticos que están haciendo política, sustituyendo a los partidos, a los movimientos sociales”.

Añadió que “jueces y fiscales, a través de la judicialización de la política, se han convertido peligrosamente en actores políticos y yo creo que no son golpes militares como la época de la dictadura que se sacaban los presidentes en pijama, a las doce de la noche, los ponían en avión y los mandaban para una isla del Caribe. Estos son golpes pasivos, muy estratégicamente fundamentados, que logran conseguir un apoyo falso de la opinión a través de las posverdades que se manejan en las redes, que van menoscabando el prestigio de la gente hasta que los destruyen”.

 

Consultado entonces por el difícil momento que vive el bloque reconoció “cierta preocupación, y hoy quizás con más angustia que preocupación, porque nunca había sido tan necesario obtener una voz que expresara las demandas y las opiniones de la región. Nunca hemos estado tan dispersos, para no decir desintegrados, como ahora. El solo hecho, por ejemplo, de lo que sucedió en la reciente Cumbre de las Américas con la ausencia del Presidente Trump, que es la persona más beligerante contra América Latina. En esa Cumbre no se discutieron temas como la situación de los migrantes latinos en los Estados Unidos, la construcción del muro con México, el incumplimiento por parte de Estados Unidos de los acuerdos del cambio climático, el tema de haber devuelto la política de apertura hacia Cuba, el aumento de los aranceles, la propia salida de Estados Unidos de los acuerdos del Pacífico. Nunca había sido tan agresiva una agenda de Estados Unidos hacia América Latina. Y nunca hemos estado tan, tan silenciosos y tan obsecuentes con los Estados Unidos”, lamentó.

Recordó que “cuando la región estaba en manos de sectores progresistas se entendió que el camino que llevábamos de profundizar las desigualdades sociales iba a terminar comprometiendo la propia legitimidad del sistema democrático. Y es digno reconocer que todos los países sin excepción, sean gobiernos de derecha o de izquierda, hicieron esfuerzos importantes para reducir los niveles de desigualdad social, hasta tal punto de que se sacaron más de 100 millones de personas de la pobreza. Cifras recientes de la Cepal indican que de esos 100 millones ya hay 10 millones que han regresado a la condición de pobres. Eso es un sacrilegio. Haber logrado sacar a unas gentes de la pobreza y devolverle a la pobreza es lo peor que le puede pasar a la región”, sentenció. 

Respecto a la crisis en Unasur y el papel de Washington señaló que “es claro que Estados Unidos preferiría tener un único organismo de integración como la OEA, del que tiene el 70 por ciento del capital y esa es su influencia sobre una comunidad que está absolutamente condicionada. Por ejemplo, el Consejo Sudamericano de Defensa nació como una respuesta a los intentos de Estados Unidos de vendernos en un Consejo Interamericano de Defensa la idea de que las hipótesis de conflicto eran entre nosotros mismos. Entonces llegaban a los altos mandos a decir -¿Qué pasaría si hubiera una guerra entre Colombia y Venezuela o entre Chile y Argentina?- Es decir, ¿qué pasaría si ustedes se pelean entre sí? Sobre que hipótesis está trabajando el Consejo Sudamericano de Defensa. Sobre hipótesis basadas en la confianza. ¿Cómo nosotros enfrentaríamos el tema narcotráfico como amenaza a la seguridad nacional?”, inquirió.

Presidente de Colombia entre 1994 y 1998 y Secretario General de la Unasur entre 2014 y 2017, Ernesto Samper visitó Buenos Aires en compañía de la ex presidenta Dilma Rousseff y en respaldo al encarcelado ex  mandatario Luiz Inacio da Silva, Lula.

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses