Log in

Dos dirigentas renuncian a Mesa Nacional de la UNTTHE por no colocarse a la cabeza de las movilizaciones

Elrodriguista…

A nuestra redacción llego el siguiente comunicado.

Carta abierta a las y los trabajador@s a honorari@s del Estado.

Es nuestro deber como parte del movimiento de trabajador@s a honorari@s, y como integrante de la instancia de conducción “Mesa Nacional de la UNTTHE”, informar y aclarar que con fecha 2 de febrero en reunión de Mesa, Michelle Cavieres Presidenta del  Sindicato del Hospital Félix Bulnes y Magda Becerra Secretaria del Sindicato del Servicio de Salud Metropolitano Central, hemos presentado nuestra renuncia a la mesa nacional de la UNTTHE, por ende a las responsabilidades asumidas.

 

La realidad tristemente nos enrostra que el movimiento de trabajadores a honorarios del Estado se encuentra fragmentado, de ese modo se observa el  camino propio seguido por la Araucanía y la Quinta región (pese a no declararlo abiertamente), del mismo modo han surgido iniciativas de movilización impulsadas por sindicatos frente a demandas justas transversales y nacionales a la que otros sindicatos han adherido, y donde la Mesa Nacional de la UNTTHE no ha sabido conducir los procesos. Ese hecho ha sido una constante, y el pasado 31 de enero nuevamente se constató, poniendo en evidencia una realidad que ya no puede ser negada.

La  exitosa movilización realizada en la región metropolitana fue convocada por una asamblea de trabajador@s a honorari@s organizados y no organizados; la UNTTHE acudió a una primera reunión organizativa, luego de eso no tuvo participación; por tanto, el éxito de dicha convocatoria en la región metropolitana es producto de las y  los trabajadores de base, que se desbordaron hacia el centro a manifestar su repudio antes tanta injusticia laboral. Dicho sea de paso, esta es una asamblea abierta de trabajadores que se autoconvocan, posterior a tres reuniones fallidas citadas por la UNTTHE, con baja o nula asistencia, sin lograr concretar acciones a seguir ni una postura frente al llamado a iniciar movilizaciones por la inminente cotización obligatoria.

Pero este desborde se produce ante la incapacidad de conducir que tiene la Unión, que en reiteradas ocasiones ha sido sobrepasada por las  bases, una mesa que actúa de forma reactiva  frente a la coyuntura, cuando esta ya ha reventado en su cara; el desborde se produce ante la falta de proyecto como organización de trabajadores que se expresa claramente en haber supeditado los político a lo técnico, confiando hasta la saciedad en las gestiones y el lobby parlamentario sin convocar y movilizar  a los trabajadores por sus derechos laborales; el resultado es magro, puesto que las apuestas se  han perdido. Esta forma de trabajo desde la conducción, o no conducción de la mesa ha tenido su correlato que se visibiliza en la falta de trabajo de base.

En los dos últimos años la Mesa Nacional ha estado muy por debajo de la tarea encomendada, su vacío de contenido político de clase, sus indefiniciones y vacilaciones, un accionar reducido a sacar declaraciones; en tanto las tareas de fortalecimiento y formación de sindicatos han sido abordadas en terreno sólo por dos integrantes de la Mesa, como iniciativa personal y no como una definición de la Mesa; En ese sentido, fuimos  ambas las que abordamos dicha responsabilidad de forma voluntaria en tanto los integrantes de la mesa permanecían sin capacidad de respuesta ante las otras tareas que demanda una organización que se define como nacional.

Como dirigentes comprometidas con los trabajadores no aceptamos las acusaciones que se nos hace desde los otros Integrantes de la Mesa, en tanto se nos responsabiliza del quiebre de la Unión, puesto que en reiteradas ocasiones hicimos la crítica y el esfuerzo permanente para resolver el conflicto de falta de conducción;  sostuvimos las responsabilidades en la calle formando sindicatos, asistiendo a sus lugares de trabajo, resolviendo conflictos con los sindicatos que solicitaban respaldo, generando procesos de formación para nuevos dirigentes, movilizándonos con ellos, etc. Es decir cumpliendo con la tarea asignada.

La Unión, no ha sido quebrada por nosotras, su vacío, su indefinición de clase, su falta de proyecto y la incapacidad de conducir a las bases, han sido sus sepultureros.

No podemos justificar esta falta de conducción sólo por la precariedad laboral que sufrimos como trabajadores, puesto que la historia de los trabajadores se ha construido transgrediendo los límites, sometiendo lo técnico con proyecto de clase, sobrepasando la institucionalidad, de otro modo aun estaríamos engrillados.

Como trabajadoras y dirigentas, nos vamos con la satisfacción de haber cumplido nuestra tarea, hemos tomado la decisión de recorrer nuevos derroteros, hacer los que debemos, construir desde y con las bases de trabajadores, responder a nuestra identidad como clase; nos vamos sabiendo que no será fácil, pero con la certeza que es lo correcto, lo necesario y lo urgente.

La democracia sindical, su independencia de los partidos y grupos políticos debe ser uno de  los principios de la organización;  de lo contrario queda atrapada en una telaraña de la cual nunca más saldrá y terminará defendiendo intereses de las clases políticas y empresariales; lejos de los trabajadores sus demandas y derechos.

Con esta Carta Pública quisimos poner en conocimiento a nuestros compañeros y compañeras, a las y los trabajadores a honorarios, a sus dirigencias de nuestra salida de la UNTTHE, desde nuestro propio relato de los hechos. Hemos renunciado a la Unión y a la Mesa Nacional porque hechos todos los esfuerzos para avanzar con la organización, la falta de compromiso con los trabajadores de los integrantes de la Mesa, su miopía sindical y sus compromisos personales y políticos han torcido esta organización hacia un rumbo que solo tiene una certeza, la incertidumbre, y ese es un permiso que sus dirigencias nacionales no se lo pueden dar.

Creemos que si la UNTTHE quiere continuar como órgano articulador de distintas organizaciones que agrupan a los sindicatos de trabajadores a honorarios deberá plantearse claramente sus principios y la representatividad de sus bases.

Las últimas palabras para reiterar que nos encontraremos en las luchas de las y los trabajadores, en las calles y sindicatos, en mejores circunstancias.

Con toda la fuerza de l@s trabajador@s.

A organizar y organizarse en cada rincón contra la precariedad y la explotación.

Michelle y Magda.

Santiago 04 de enero de 2018.

 

Last modified onMartes, 06 Febrero 2018 04:29

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses